3 consejos para sacarle partido al control parental del router

Actualizado el

Esta es otra entrada de Mr. Moviliano. Hoy, de la mano de los amigos de AVM, queremos que conozcas algunas funciones de tu router que posiblemente no has utilizado hasta ahora. Y es que este dispositivo sirve para mucho más que para conectarnos a Internet y transmitir datos. El control parental del router nos puede aportar una serie de características muy prácticas. ¿Quieres conocerlas? Te desvelamos algunas de ellas a continuación.

¿Para qué sirve el control parental del router?

A grandes rasgos, el control parental del router nos permitirá tener un mejor control sobre la navegación que se realiza desde nuestra conexión a Internet, tanto a nivel de usuarios, como de horas o incluso de contenidos. Esto es especialmente interesante en el caso de los niños (de ahí su nombre), pero también podemos utilizarlo para los invitados o incluso para nosotros mismos.

control parental del router
El control parental del router nos puede servir para niños y mayores

Restringir los contenidos que se pueden visualizar:

Cuando pensamos en control parental del router, lo primero que se nos viene a la mente es el control sobre contenidos para los menores de nuestra casa. No solo para evitar que entren a conciencia en ciertos sitios que no son recomendables para su edad, también para que no puedan acceder por error. En este sentido, con los routers de FRITZ! podemos establecer una lista blanca de sitios seguros a los que puede entrar el usuario. Esto es especialmente útil para los niños, pero también para los invitados. Por ejemplo, podemos elegir un perfil para que puedan acceder solo a redes sociales o a ciertos medios de comunicación y capar todo lo demás.

Restringir el horario de navegación:

Esta función del control parental del router nos puede servir también a los mayores. ¿Crees que pasas demasiadas horas frente al PC? No solo debemos cuidar que nuestros niños se vayan temprano a la cama o que hagan sus deberes, también nosotros, los adultos, a veces necesitamos un poco de control con Internet. Siempre y cuando este control nos lo pongamos nosotros mismos, en plena conciencia de ello y por nuestro propio bien, será una buena decisión. Puedes, por ejemplo, limitar la conexión a Internet a partir de X hora o fijarte una franja horaria en la que no quieres ninguna distracción,

Crear una zona de Internet para nuestros invitados:

Por otro lado, el control parental del router también nos puede servir para crear una zona de acceso WiFi para invitados. Podemos personalizar la clave y el SSID, limitar el acceso a otros dispositivos de nuestra red doméstica, darles un tiempo limitado de uso o permitirles acceder a ciertos contenidos a la vez que capamos otros, como los sistemas de descarga de archivos o las páginas de contenido para adultos.

AVM nos ofrece una protección total con el control parental que podemos aprovechar, como has visto, no solo para nuestros menores, también para los invitados a nuestra casa o incluso para nosotros mismos cuando la fuerza de voluntad nos flaquea y buscamos un modo de desconectarnos de tanta tecnología.