Cómo tener Internet en vacaciones: segunda residencia, playa, camping…

Actualizado el

Aunque las vacaciones son para desconectar, relajarnos y disfrutar de la vida más allá de las pantallas, lo cierto es que no siempre podemos abandonar el mundo virtual tanto como nos gustaría. En ocasiones, necesitamos tener Internet en vacaciones, ya sea para mantenernos en contacto con la familia, como para seguir trabajando en remoto o terminar ese proyecto que necesitamos entregar desde la casa de la playa. 

No te preocupes: hay solución. Si quieres saber cómo tener Internet en vacaciones, hoy te damos varias propuestas que te van a servir tanto si te vas a la playa, a una segunda residencia, a un camping o incluso al extranjero. 

Una solución para cada necesidad: cómo tener Internet en vacaciones

Compartir conexión con nuestro móvil

Lo más rápido y sencillo es compartir conexión con nuestro smartphone. Encontrarás la opción en el menú de las conexiones inalámbricas de los ajustes de tu móvil bajo el nombre de tethering, zona WiFI, anclaje o simplemente compartir Internet. Es la forma más sencilla de tener Internet en vacaciones, ya sea de forma puntual (por ejemplo, para compartírselo a nuestra pareja si ha agotado los megas) o constantemente (si tenemos que trabajar con un PC).

Antes esta opción no era demasiado viable, ya que las tarifas de las operadoras ofrecían pocos megas. Pero ahora cada vez tenemos más gigas en nuestro plan de precios y esta es precisamente una de las justificaciones. No solo consumimos Internet con el móvil, también lo podemos compartir con otros dispositivos y despreocuparnos.

Esta opción es idónea para las tarifas con mayor volumen de datos. Si no tienes permanencia puedes contratar una superior para estos meses.

Tener un router que funcione con tarjeta SIM

Si no tenemos una tarifa muy voluminosa de datos o si no queremos compartir Internet en vacaciones desde nuestro móvil porque nuestro consumo con el smartphone ya suele ser elevado, otra opción es comprar un router que funcione de forma inalámbrica, con tarjeta SIM. Contratamos una tarifa sin permanencia con una operadora que ofrezca un paquete alto de gigas por un precio barato y solucionado. Ten en cuenta que en este caso, para la calidad de la red influirá no solo la cobertura del operador contratado, también el dispositivo que utilices como router. Te recomendamos los modelos FRITZ!Box 6890 LTE y FRITZ!Box 6820 LTE de AVM.

COMPRAR ROUTER LTE DE AVM EN AMAZON

FRITZBOX ROUTER LTE

Fibra sin permanencia

Si vamos a una segunda residencia, la opción de una fibra sin permanencia es bastante interesante (incluso una con permanencia si solemos hacer varias escapadas a lo largo del año y nuestro operador nos deja una buena oferta por una segunda fibra). En este caso, es algo más complicado, ya que el proceso puede llevar algo de tiempo y no aprovecharlo durante toda la estancia, además de que luego tendremos que darlo de baja. Consulta plazos y busca la operadora que te ofrezca mejor tarifa y mayores facilidades para darlo de baja una vez que hayan terminado las vacaciones.

Conectarnos a una red WiFi pública

La última opción para tener Internet en vacaciones es la de conectarnos a una red WiFi pública. Nosotros no te lo recomendamos ya que es bastante inseguro y nuestro dispositivo queda muy vulnerable a ataques, sin embargo, puede ser una opción válida para ti si quieres hacer una conexión puntual desde un smartphone o PC sin información comprometida (contraseñas, accesos a entornos de trabajo, documentación, fotos personales…).