Tesla quiere que cambies las marchas desde el volante

Actualmente, cada vez son más las compañías que apuestan por rediseñar sus automóviles y Tesla es una de ellas. Debido a la gran proliferación que tienen las pantallas táctiles, las empresas que diseñan automóviles, ahora pueden ofrecerte muchas funciones ordenadas en cómodos menús que se encuentran al alcance de tus dedos.

Tesla

Los grandes cambios que quiere realizar Tesla

Muchas marcas están poco a poco eliminando incluso los controles físicos tradicionales y que tienen las funciones más básicas.

Tesla también ha demostrado su interés por proporcionarle estos cambios a sus vehículos como el Model 3 que no tiene ni siquiera botones físicos para la guantera. Al parecer Tesla quiere ir más allá. Debido a que está intentando desarrollar un volante con retroalimentación háptica, lo cual eliminaría la necesidad de los usuarios de disponer de palancas acopladas a la caña de la dirección.

Tesla sigue utilizando palancas en sus vehículos para distintas funciones. Pero parece que quiere eliminarlas todas. Debido a que este volante que acaba de patentar, tendrá una pantalla táctil en cada uno de sus tres radios y se reflejaran las interacciones con ellas en la pantalla central.

Tesla

¿Qué elementos incluiría la interfaz del nuevo volante?

Podría incluir indicadores en una parte inferior, indicativos de la marcha seleccionada en el coche, por ejemplo, la interfaz del usuario puede suministrar indicaciones iluminadas de la activación de las modalidades Park, Reverse, Neutral o Drive. También (de manera opcional), el volante podría incluir un sistema RFID y/o NFC.

El usuario podría navegar, seleccionar o actualizar por medio del menú de controles. Increíblemente, el usuario podría también recibir retroalimentación de las selecciones ejecutadas con respecto al menú de controles.

La interacción del usuario perfectamente podría hacerse por medio de movimientos gestuales realizados directamente en la interfaz. Utilizando sensores de proximidad, por ejemplo, de esta forma la interfaz podría sentir el dedo del usuario acercándose a un control. Por lo que la interfaz puede proporcionar retroalimentación al usuario.

De la misma forma, Tesla puede sorprendernos con alguna otra “mejora” en sus diseños. Solo nos queda esperar a que estos nuevos vehículos salgan a la venta. Y ver si realmente este nuevo volante hará que conducir sea más sencillo.