¿Te implantarías un chip en el cuerpo para sustituir al smartphone?

La mayoría de las películas y series de TV con temática futurista manejan tecnologías integradas al cuerpo. Convertir a los humanos en androides forma parte de los experimentos más locos de los científicos de la literatura. En este caso, ¿los españoles serán capaces de instalarse un chip en el cuerpo? Te sorprenderán las respuestas.

Un chip en el cuerpo: algunos españoles se lo colocarían

Línea Directa nos presentó un estudio bastante peculiar y con miras al futuro: Ciudadano Cyborg. Dentro de este estudio, hubo una pregunta bastante peculiar: De ser posible, ¿te instalarías un chip para sustituir al Smarphone y todas sus funciones? Sorprendentemente, un porcentaje de los ciudadanos lo haría.

El estudio arroja que el 22% de los ciudadanos se instalaría un chip para ya no ‘’depender’’ del móvil. Pero más allá de la facilidad que te daría, los encuestados ven otro tipo de ventajas como:

  • Almacenar y acarrear datos las 24 horas del día
  • Disponer de una cámara integrada, como una buena película de espionaje
  • GPS a toda hora por seguridad.

Aunque algunas personas creen que la implantación de un chip inteligente será un avance futuro, ven algunas desventajas bastante importantes, además de posibles riesgos de seguridad:

  • Lo insalubre que puede ser tener un objeto extraño dentro del cuerpo
  • La facilidad que puede haber para robar datos personales
  • Nunca desconectarte del mundo
  • Sería todo lo contrario a la naturaleza.

chip en el cuerpo

¿Qué más se refleja este estudio?

Además de las preguntas sobre el chip en el cuerpo, también se arrojaron varios resultados que tienen que ver con la posible dependencia que tienes de tu móvil. Por ejemplo:

  1. Más del 21% de todos los españoles reconocieron sentir ansiedad cuando olvidaron el móvil en sus casas
  2. El 30% de los ciudadanos no pueden estar más de 60 minutos sin consultar su móvil, aún cuando están haciendo una actividad interesante
  3. El 46% de los encuestados mencionan que han perdido capacidades cognitivas. Es decir, ya son incapaces de memorizar más de 4 dígitos o llegar a un destino sin un GPS a cuestas.
  4. Pero, lo más importante es lo siguiente: 2 de cada 3 españoles aceptaron que la tecnología ha afectado sus relaciones personales.

Un chip en el cuerpo suena bastante futurista, pero hay que evaluar los problemas que puede traer. Por ejemplo, los españoles somos uno de los principales objetivos de los hackers.