Steam Link, guía sobre cómo jugar vía streaming

Actualizado el

Esta es otra entrada de MrMoviliano. Vivimos en una época en la que los ordenadores son uno de los productos más adquiridos por un numeroso grupo de usuarios. Y no es de extrañar que sea así, ya que la cultura del streaming mediante Twitch y YouTube ha ayudado a que la industria del videojuego crezca y con ello la potencia de los ordenadores que tenemos. Esto significa una mayor compra de tarjetas gráficas, procesadores y todas las piezas que conforman este compañero con cara cuadrada y plana. Es importante conseguir la mayor potencia posible al menor coste. Sin embargo, más de uno se encuentra con el problema de tener un gran aparato que podría tener uso en más de una habitación. Estas decisiones no son fáciles. Por ello, hoy hablamos de Steam Link.

Steam Link, el streaming local se pone de moda

Steam Link es un producto lanzado por Valve, compañía fundada por Gabe Newel y famosa sobretodo por su plataforma Steam. Junto con Steam controller, el mando propio que busca sustituir el teclado y el ratón, tenemos en nuestras manos un pequeño aparto que nos permite mostrar el videojuego que nuestro ordenador está ejecutando, aunque esté en otra habitación. Un concepto interesante y necesario por si nos gusta trabajar en nuestra pequeña oficina y, además, compartir unos ratos de vicio con las visitas. Sin embargo, este tipo de productos tienen un problema y es que no sabemos si se convertirá en nuestro mejor aliado o enemigo hasta que lo probamos.

Steam Link

El primer aspecto que es de agradecer y que ya dota a Steam Link de un aire Premium son los 4 adaptadores de enchufe que cubre toda la gama, o las más importantes, de anclajes eléctricos del mundo. Incluyendo un cable ethernet, hdmi y el propio Steam Link, su montaje es de todo menos complicado.

Steam Link

La configuración de red que resulta más beneficiosa es la de tener ambos extremos, Steam Link y ordenador, conectados via ethernet. En mi caso pude conectar este primero por ethernet pero el ordenador a través de wifi 5G. Después de unas pequeñas configuraciones de inicio y sincronización con steam y mi PC, ya lo tenemos todo listo para los videojuegos en remoto.

La cantidad de mandos y formas de jugar es bastante amplia. Siendo el steam controller el preferido por la plataforma, podemos jugar con los diferentes mandos de xbox (360 y one, ambos con cable o inalámbricos), con algunos los mandos de ps3 y ps4, y no podía faltar el ratón y teclado. A pesar de que la descripción del producto indica lo contrario, acepta sin ningún problema el mando que este redactor usa en su día a día, el mando de la xbox one S inalámbrico. Sobra decir que esta tecnología no contempla el uso de gafas de realidad virtual como podrían ser nuestras Lenovo Explorer.

Con la opción de tener más de un ordenador guardado y sincronizado, Steam Link activará Big Picture una vez se conecte al destino. Para quienes no lo conozcáis, Big picture es la interfaz que puede usar steam para facilitar su navegación y manejo a través de un mando. Por otro lado, tenemos una amplia gama de configuración que nos permite retocar la calidad de imagen que se recibe y la configuración bluetooth y de los mandos entre otros.

Tras unas cuantas horas delante de mi salón, puedo decir que este aparato funciona correctamente teniendo algún que otro pequeño corte si la jugabilidad está resultando intensa. No recomendaría su uso para el juego competitivo como podría ser con Overwatch, Overwatch o CS:GO, pero ha resultado ser un complemento perfecto para recibir a las visitas y echar unas risas sin tener que realizar todo el montaje en nuestra sala de relax.

Steam Link

¿Existen otras alternativas?

Sería una locura pensar que este concepto solo haya sido ideado por los trabajadores de Valve, nada más lejos de la realidad. Contamos con diferentes productos que se encargan de ello, algunos oficiales y otros a prueba de manitas :

  • Nvidia Gamestream: Si somos poseedores de una tarjeta gráfica de la marca Nvidia solo nos falta adquirir otro producto de su marca, como la Nvidia shield tablet K1, que nos conectará por streaming todo lo que ejecutemos en el ordenador que haga uso de ella. Uno de los primeros en comenzar a ofrecer estas posibilidades.
  • Moonlight + Raspberry Pi: otra de las opciones busca emular el anterior opción. Con la compra de una Raspberry Pi, el famoso mini ordenador de 40€, podremos instalar la aplicación Moonlight o similares que ofrecerán una experiencia más que pasable. Un consejo: instala Recalbox, activad Moonlight, y ya tendréis vuestra propio mini emulador de videojuegos retro que además retransmite la partida de nuestro ordenador.
  • RainwayApp: con un producto aún en beta, los chicos de RainwayApp están desarrollando una aplicación que busca llevar este streaming a toda clase de dispositivos, necesitando únicamente una buena conexión y la propia aplicación instalada en el origen y el destino. Lo interesante de este proyecto es que entre estos destinos se encuentran, por ahora, todas las consolas de sobremesa y los dispositivos móviles como los smartphones y las tablets. Veremos como avanzan estos chicos.