El nuevo sensor 3D de Sony tendrá mejoras en reconocimiento facial

El nuevo sensor 3D de Sony tendrá mejoras en reconocimiento facial

Actualizado el

Esta es otra entrada de Mr. Moviliano. El reconocimiento facial ha sido en el pasado año una de las características más utilizadas en los smartphones. El sensor 3D de Sony se enfocará en esta característica, que buscará mejorar el desbloqueo del dispositivo o acciones como pagos móviles y acceso a las aplicaciones de usuario.

Detalles sobre el sensor 3D de Sony

Sensor 3D de Sony

El año 2019 será un año de notables esfuerzos y jugará un papel trascendental en este tipo de tecnología, que podría llegar hasta Apple o Samsung entre las empresas interesadas en implementarla.

El responsable de la división de sensores Satoshi Yoshihara concedió una entrevista a ‘Bloomberg’, y hablo acerca del nuevo sensor, que podría llegar y estar listo para ser comercializado muy pronto, hasta este mismo año, con el interés de fabricantes de Android para ofrecer una experiencia más depurada en el método de desbloqueo o funciones de uso de tecnología 3D en general.

Face ID de Apple fue el comienzo popular de este tipo de tecnología, implementada en el iPhone X en el año 2017. Luego, numerosos fabricantes han mostrado su interés, implementándolo en el Xiaomi Mi 8 en el caso de Xiaomi, o en el Huawei Mate 20 Pro, en el caso de Huawei.

La tecnología de reconocimiento facial en estos dos modelos es muy compleja y fiable, al igual que la del iPhone X. Estas tecnologías proyectan sobre el rostro del usuario una malla con diversos puntos infrarrojos, que realiza posteriormente un mapeo de la cara.

El nuevo sensor 3D de Sony no solo mostrará fiabilidad en el reconocimiento facial, sino también contara con un tamaño más reducido. Además, Sony hará que el sensor en vez de utilizar puntos infrarrojos, utilice ‘impulsos laser’ y analice el tiempo que tardan en rebotar y volver de nuevo a la fuente emisora, lo cual supondrá mejoras como por ejemplo, poder desbloquear el terminal en distancias largas de hasta 5 metros.

Diversos fabricantes como Vivo ya han tocado la puerta de esta tecnología. Por su parte, Sony tardará un tiempo prudente para finiquitarla. Para el próximo verano la empresa procedera a fabricar en masa el sensor, y podría llegar a algunos terminales en la segunda mitad del año.