La Isla de Pascua en nuestra mano: volvemos a imprimir con Voladd

Actualizado el

Esta es otra entrada de Mr.Moviliano. Hace un tiempo que recibí la impresora 3D Voladd, un aparato que nos permite tener figuras y piezas de plástico a solo un click de distancia. Estuve probando y una de mis impresiones os la traje a la web para hablar un poco de como era imprimir con Voladd. Hoy volvemos a mostraros otra impresión esta vez buscando el mejor resultado posible.

Escogiendo modelo 3D para traer a la realidad con Voladd

Todas las tecnologías siempre necesitan un periodo de adaptación por nuestra parte, ya sea un móvil que necesita tener todo instalado y a nuestro gusto, un aspirador robot que no se lleva bien con ciertos muebles o elementos de nuestra casa, e incluso unos altavoces que suenan mejor si los colocamos de cierta manera. Esto no es distinto para una impresora 3D, y es que cada una tiene ciertas características que la diferencian del resto y que hacen que esta funcione mejor con ciertas formas. Justo este periodo es el que ha pasado desde entonces y por ello me he embarcado en la búsqueda de una figura que pueda ofrecer un resultado lo más óptimo posible. Voladd 3D ya me ha hecho ver que las figuras con unos ángulos suspendidos sobre el vacío son pan comido para ella, además de las formas más redondeadas que resultan muy agradables al tacto, y sobretodo tener una superficie lisa que refleje nuestro rostro al mirar sobre ella.

Tras unos cuantos minutos de búsqueda, quizás la tarea más larga debido a gran catalogo de modelos que Internet pone a nuestra disposición, encuentro un busto que hace recordar dentro de mi la fascinación que siento por los Moais de la Isla de Pascua.

Voladd

Esta figura cumple bastante bien los puntos fuertes que Voladd 3D es capaz de ofrecer. Un cuerpo más redondeado, un detalle no muy exigente debido sobretodo a que tenemos el cartucho de punta «bold» la cual tiene menos precisión que el nuevo modelo de punta «fine», y ciertas zonas como la barbilla que se suspenden sobre el aire sin mucha zona de agarre. Gracias a un reescalado y recolocación de la posición en el programa Cura ya tenemos el fichero STL listo para ser subido a la plataforma de la compañía.

Revisando el resultado de nuestro Moai

Antes de nada, veo necesario aprovechar la oportunidad para resolver una de las mayores dudas que una persona ajena a este mundillo siempre se hace y es la cantidad de tiempo necesario para tener listas nuestras piezas 3D. Se tiene la idea de que 30 mins o una hora es más que suficiente para imprimir algo de un tamaño considerable y esto no es así. En nuestro caso, hemos reescalado este Moai hasta tener una altura de 13 cm y la estimación de Voladd ha sido de 10h seguidas de impresión, un aproximación bastante cercana a la duración real (algo más de 10 horas). Toda una noche con la máquina trabajando.

Voladd

Esto se debe a la realidad de la impresión, si hacemos un cálculo rápido, sabemos que se utilizan capas de aproximadamente 1 milímetro, con 13cm de figura y tardando aproximadamente 30 segundos por capa, se entiende mucho más por qué necesita tanto tiempo para acabar.

Dejando esto claro, ya tenemos en nuestro poder una pequeña representación de estos monolitos que hacen de Rapanui y su isla un lugar tan visitado. He de decir que me siento realmente satisfecho con el producto acabado, no ha dado ningún problema durante su impresión y gracias a un ruido no muy alto y a la seguridad que me transmite, he podido pasar perfectamente la noche confiando en que Voladd me daría los buenos días como debe.

Voladd

Si bien es cierto que se ha intentado obtener el mejor resultado aún nos hemos enfrentado a dos excesos de plástico en la parte inferior de las orejas y también en las fosas nasales. No obstante, esto es tan usual que existe todo un conjunto de páginas webs, foros y conocimientos sobre el postprocesado de los distintos tipos de plástico que se utiliza en la impresión 3D. En nuestro caso, ha sido suficiente con retirar el sobrante con un cutter y limar con papel de lija. Aunque si quisiésemos, podríamos utilizar ciertos productos que suavizan las superficies eliminando ese tacto que producen cada una de las capas y que ofrece un acabado más brillante y vistoso. Todo depende del esfuerzo que cada uno le quiera echar a sus nuevas piezas.

Voladd

Que más se puede decir, las fotos no suelen hacer justicia al PLA negro ya que se notan mucho más las capas de lo que realmente hay a primera vista. Una pieza robusta que difícilmente se va a romper y lista para decorar los rincones de nuestro hogar.

Si quieres hacerte con esta impresora 3D, aquí te dejamos su enlace de compra:

CÓMPRALO EN AMAZON