Respuesta oficial de Intel a los problemas de seguridad

Actualizado el

Esta es otra entrada de Mr. Moviliano. Intel finalmente admite que sí hay un problema con sus recientes plataformas, pero no se trata de un simple “bug”, pues deja totalmente vulnerable las computadoras e incluso los datos almacenados pueden ser eliminados y hackeados. La posibilidad de sufrir de contraseñas robadas son reales.

La empresa a principios de semana solamente se limitó a indicar que todas las compañías tecnológicas suelen tener fallos en sus sistemas y que no había que preocuparse, pero finalmente admitió un error garrafal y a su vez promete una solución dentro de poco para sus millones de usuarios.

Intel no lo quería admitir

La reconocida empresa reaccionó y emitió un mensaje desde donde admite que sí, efectivamente sucedió algo y que se compromete a proporcionar “la máxima seguridad a sus prductos y clientes” de manera inmediata, pero no aclara qué es lo que sucedió.

Intel
Intel admitió que sí hay un problema.

De esta forma Intel quiere salir al paso de falsos rumores en la red y establecer su posición sobre los recientes fallos potenciales de seguridad, los cuales según la empresa, han sido exagerados y que ya están trabajand en su solución. Se estima que la próxima semana ya habiliten una actualización de software y firmware y se de por terminada la polémica.

Recomendaciones

Ante esta situación, Intel recomienda a los usuarios que consulten con los proveedores del sistema operativo para conocer mayores detalles, en caso de cualquier duda o inquietud, esa es la mejor opción que tienes para que se aclare todo correctamente.

Las actualiazaciones son obligatorias, así lo exige la propia Intel, y pide que estén atentos a los próximos anuncios concerniente a esto. Intel asegura que sus productos son los “más seguros del mundo” y que las soluciones que ofrecerán así lo comprobará. Lo cierto es que no han sido días fáciles para la marca, que puede ver cómo numerosas empresas puedan desistir de sus servicios por esta polémica.

Fuente: Intel