qué es la tasa Google

Qué es la tasa Google y cómo afecta al usuario

Mucha gente se pregunta qué es la tasa Google. Un nuevo impuesto que en breve será aprobado por el Consejo de Ministros del gobierno español. Ante la confusión de los usuarios y de algunas compañías, es necesario el aclarar en qué consiste dicho impuesto, y qué alcance tendrá.

¿Qué es la tasa Google?

La tasa Google es un impuesto a las transacciones financieras y a determinados servicios digitales, por medio del cual el gobierno de España obtendrá ganancias por parte de empresas y compañías de tecnología. Más específicamente por servicios como venta de datos del usuario y de publicidad.

qué es la tasa Google

Este impuesto está pensado para las actividades digitales de las grandes empresas. Por ejemplo, Amazon, Apple, Microsoft, Google, etc. Y lo que se busca es que todas estas empresas grandes tributen en España, de donde generan muchos ingresos.

Por un lado, grandes compañías digitales como Google o Facebook, ahorran dinero al ubicar sus beneficios en los países europeos con una tributación menor. Esto hace que no tengan que tributar en los demás países donde actúan, pues sus impuestos pueden ser más altos. De esta manera el gobierno español piensa obtener dinero por las operaciones de dichas empresas.

¿A quiénes afecta la tasa Google?

Además de preguntarse qué es la tasa Google, la gente quiere saber a quienes afectará este impuesto. En este sentido la propuesta está dirigida a las compañías digitales que venden publicidad dirigida, como, por ejemplo, Amazon, Google y otras que además venden datos obtenidos por medio de Cookies, que serán aprovechados por otras compañías.

Este impuesto no afectará directamente a los usuarios, ni a sitios de internet que se dediquen específicamente a la venta de productos online.  De esta manera solamente la publicidad dirigida sería gravada, y no comercios como El Corte Inglés.

Pymes y otros comercios no serán afectados por este nuevo impuesto, pues únicamente las compañías cuya facturación en España sea de 3 millones y su facturación mundial sea de 750 millones, deberán pagar el impuesto. Empresas como Wallapop y eBay estarán exentas de pagar este impuesto.

Con este nuevo impuesto el gobierno pretende lograr una ganancia de al menos 1200 millones de euros, los cuales ha incluido ya en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2019.