Prohibidos los anuncios políticos en Twitter

Las redes sociales se han convertido en nuestra fuente principal de comunicación. Saber la vida de un amigo está al alcance de un solo clic. Pero la rapidez con que la información llega a nuestros ojos es bien aprovechada por empresas, como las encargadas de hacer marketing político. El problema son las denominadas fake news, algo que ha hecho que los anuncios políticos en Twitter se prohiban.

Prohibidos los anuncios políticos en Twitter por culpa de los escándalos

Los aspirantes a un puesto público han hecho de las redes sociales una herramienta de marketing interesante. Posicionarse frente a una parte del electorado con post o mensajes instantáneos es sólo una parte del bombardeo de información que sucede las 24 horas del día. Lo anterior no está mal, pero el problema llega con los denominados ‘’mensajes de ataque’’ en contra de un pensamiento político diferente.

Twitter es el ejemplo de una red social utilizada para dañar la imagen de un aspirante a un puesto político. La metodología es simple: crea una cuenta falsa, escribe un hashtag y comienza a atacar al otro bando político. Esto es lo que Jack Dorsey, fundador y director de Twitter, quiere terminar en su red social.

Jack Dorsey declaró que ‘’el alcance de un mensaje político debería ser algo que se gana, no que se compra’’. Por esa razón, Twitter comenzará a prohibir todos los anuncios políticos a partir de ahora. Esto, sin embargo, será mediante el uso de diversos algoritmos para detectar cuando es un anuncio y cuando es un usuario haciendo uso de su derecho de la libre expresión.

Será bastante interesante cómo funcionará esta nueva regla en el futuro cercano.

anuncios políticos en Twitter

Estados Unidos de América, la primera gran prueba de fuego

Si eres usuario común de Twitter seguro leíste alguno de los polémicos mensajes de Donald Trump, presidente de USA. El mandatario usa Twitter como la primera fuente de información de su gobierno, además de reflejar las opiniones personales del presidente. De hecho, hay varios estudios confirmando que Trump gobierna gracias a esta red social. Por esa razón, la prohibición de los anuncios políticos en Twitter llega en un momentum interesante.

La campaña de reelección de Trump comenzó a principios de octubre. Usando una estrategia electoral similar a la de hace casi 4 años, el presidente utilizó las redes sociales para soltar información falsa en contra de Joe Biden, quien lidera la carrera demócrata. Twitter no quiere influenciar la decisión de los próximos votantes de Estados Unidos.

Los anuncios políticos en Twitter y su prohibición generan un contraste con Facebook. Mark Zuckerberg ha declarado que no prohibirá este tipo de contenidos porque no quieren violar la libertad de expresión de sus usuarios. Esto aún después del escándalo de Cambridge Analytica.