Ponemos a prueba a la impresora 3D Voladd con esta primera figura.

Actualizado el

Esta es otra entrada de Mr.Moviliano. Hace unas semanas os traíamos una primera idea de que era Voladd 3D Printer y que nos había parecido tras unos días. Sin embargo, no podemos juzgar un libro por su portada, en este caso una impresora por su estilo. Veamos que tal nos ha ido con una de nuestras primeras impresiones más ambiciosas.

¿Muchos mandos y poco espacio? Voladd nos lo soluciona

PlayStation 4, Nintendo Switch, Ordenador destinado a jugar… la vida de un aficionado a los videojuegos resulta más que satisfactoria en cuanto a entretenimiento, historias que conocemos e incluso a la hora de hacer nuevos amigos y compartir esos momentos con ellos. Pero no todo es pulsar botones y reproducir los diferentes juegos, el espacio no siempre nos ayuda a explotar toda nuestra creatividad consolera.

Voladd

En mi caso, dispongo de 3 mandos que me permiten acceder a todo el catálogo de videojuegos disponibles en esta generación: un mando pro de Switch, un Dualshock v2 de Ps4 y un mando de Xbox One para mi PC. Pero por desgracia, no quiero dejarlos por toda la mesa ya que espacio justamente no me sobra. Vamos a echar un ojo a Thingiverse.

Analizando las partes a imprimir

Esta figura se compone de 5 partes que tienen ciertas peculiaridades que ponen a prueba a Voladd:

Voladd

En primer lugar, nos encontramos con la base, una figura mas bien simple que soportará todo el peso y que mantendrá perfectamente el equilibro para evitar que todo caiga. Por lo general no tenemos nada complicado, a excepción de una pequeña parte en la zona superior que al tener una pendiente de unos 45º suspendida donde podría existir algún problema.

Voladd

La segunda y tercera pieza es prácticamente la misma, es necesario imprimirla dos veces ya que se colocarán de manera simétrica y aportarán dos lugares de apoyo. Se imprimirá acostada, de esta manera no debería existir ninguna complicación, no hay nada que sobresalga ni con excesivo detalle.

Voladd
La parte lisa será la que se apoye en la superficie de impresión

En la penúltima parte, tenemos una ficha necesaria para anclar el último de las sujecciones y es curioso entender porqué se ha separado en dos. Esta en concreto, se trata de la forma que se usa para enganchar las diferentes secciones, pero tenemos únicamente dicha forma y nada más. La decisión del diseñador no es otra que obtener la mejor forma posible para toda la estructura, y es que con la última parte entenderéis que quizás resultaba un poco complicado imprimir todo de una vez ya que habría sido necesario el uso de puentes que siempre entorpece de una manera u otra el resultado.

Voladd

Como ya hemos introducido anteriormente, la última partición trata de la situada en la zona superior del conjunto. su función es sencilla, sujetar un mando de Ps4 y para ello necesitará ser pegada a la anterior impresión haciendo uso de las dos zonas lisas que casualmente se encontraban en contacto con la superficie de la zona de impresión. Estaremos muy al tanto de como resulta el agujero de la zona delantera ya que promete dar guerra.

Mis mandos ya tiene un lugar donde reposar

Tras varios días imprimiendo, finalmente tengo todas mis piezas apunto y ya juntadas hasta formar el stand que tanto ansiaba. He de decir que por lo general tengo un resultado que cumple perfectamente con su función, incluso la de sujetar un mando pro de Nintendo Switch aunque esté diseñado para Xbox One. Por un lado, las superficies que estaban pegadas contra la cama de impresión han quedado totalmente lisas, incluso puedo llegar a ver mi reflejo en ellas, siendo además, muy agradable al tacto. En cuanto a la diferenciación de las capas cuesta diferenciar a primera vista con un tono blanco, aunque a nuestra uña nunca se le escapa estos detalles.  Una de las zonas con algo de peligro ha sido reproducida perfectamente, la cuesta de 45º suspendida en el aire. Un resultado muy bueno, en resumidas cuentas.

Pero no todo es tan bonito, existen un par de detalles donde ha flaqueado un poco. El primero de ellos es a la hora de realizar un agujero que atraviesa la figura de manera horizontal. Este, presenta una zona totalmente suspendida y que pocas impresoras saben enfrentarse dejando así plástico con una forma más abstracta. Voladd no ha sabido en este caso, bien es cierto que normalmente se usan puentes o que podríamos haber escogido otra orientación. Pero también nos hace pensar en la falta de una tobera de aire que incida sobre el plástico recién extruido para solidificarlo lo antes posible.

Voladd

El segundo aspecto donde no se ha comportado bien tiene incluso nombre. El warping ha llamado a la puerta y nos ha deformado levemente la figura. En resumidas cuentas, lo que este nombre esconde tras de si es que nuestra figura se ha despegado de la superficie mientras la impresión estaba en curso, de esta manera, los brazos se han achatado un poco. La falta de una superficie capaz de calentarse quizás habría ayudado a solucionarlo, aunque es cierto que se ha sacrificado a cambio de otras características como el material y la utilización de imanes para su sujeción.

Voladd
Se puede apreciar una ligera curva hacia el interior en la parte izquierda.

¿Ha merecido la pena imprimir con Voladd?

En esta primera prueba hemos visto que la impresora Voladd ha sabido estar a la altura, a pesar de pequeños fallos que se consideran más que normales. Este es solo un ejemplo de como podemos obtener una figura que hemos descargado de internet y con un poco de paciencia. Claramente, cada máquina de impresión 3D es distinta del resto y es necesario aprender que pequeños detalles funcionan mejor o peor. Eso sí, para la próxima complicaremos un poco más las cosas.

Voladd