Cómo montar una Gameboy tú mismo

Ya han pasado 30 años desde que las consolas Gameboy fueron lanzadas por parte de Nintendo, esas consolas de tercera generación que popularizaron títulos como Tetris, Super Mario Land o The Legend of Zelda. Sin embargo, su autenticidad se mantiene vigente y con la salida de boards como Raspberry, es posible revivirlas, e incluso con tus propias manos. ¡Te explicamos cómo montar una Gameboy tú mismo!

Cómo montar una Gameboy tú mismo

montar una Gameboy

Si quieres tener una consola portátil practica y funcional, puedes optar por una como el Nintendo Switch, con múltiples títulos y capacidad de hardware. Si en cambio quieres la misma portabilidad pero ajustarlo a tus propios gustos, la respuesta la tiene Clockwork Pi GameShell: una placa de desarrollo personalizada con la que puedes jugar hasta moldearla a tu manera.

Se trata de una consola de juegos retro portátil en forma de kit, que parece vincularse con Raspberry Pi pero con componentes diferentes: el ClockworkPi cuenta con una CPU Cortex A7 de cuatro núcleos, teclado programable ATMega168p, Wi-Fi, Bluetooth, 1 GB de RAM DDR3 y sistema operativo ClockworkPi.

Pero entonces, ¿por qué la ClockworkPi podría ayudarnos a montar una Gameboy casera? La principal ventaja de este dispositivo es lo personalizable que es. Se trata de un dispositivo ‘open source software’ y ‘open source hardware’, es decir, puedes cambiar su carcasa, batería, teclado, sistema operativo, aplicaciones o cualquier elemento que forme parte del mismo.

Como ocurre con la Raspberry Pi, lo más importante del equipo es su placa reducida, por lo que puedes prácticamente modificar e incluso descargar plantillas 3D para ‘vestir’ al equipo de otra forma.

Para poder modelar la ClockworkPi como un GameBoy simplemente tenemos que pasar los juegos y archivos necesarios a través de WiFi o Bluetooth a la SD del equipo, y si es necesario colocar la carcasa pertinente del modelo de GameBoy que nos guste.

El proceso, por supuesto, no es tan sencillo como comprar un juego para nuestra Nintendo Switch, pero al tratarse de un emulador con múltiples opciones de personalización, vale la pena contar con la posibilidad de tener no solo Gameboy, sino también NES, SNES, GBC, GBA, Sega Genesis, Mame o hasta juegos de ordenador.

¿Quieres conocer más sobre este tipo de plataformas personalizables? Te invitamos a conocer a fondo la Raspberry Pi 4.

Fuente: ClockworkPi