Madrid Gaming Experience, un evento de Realidad Virtual y coches

Actualizado el

Esta es otra entrada de Mr.Moviliano. A finales del mes de Octubre, se dio en Madrid uno de los eventos que recoge toda la actualidad videojueguil y la condensa en un fin de semana. Hablamos de la Madrid Gaming Experience.

¿Qué ha traído la Madrid Gaming Experience este año?

Con dos pabellones a disposición de este evento, Madrid Gaming Experience ha querido abarcar una buena parte del contenido que acostumbra a llamar «frikis» a sus adeptos. En primer lugar, el pabellón 8 fue dedicado tanto al merchandising, anime, manga, arcades y consolas retro. Además de algunas extravagancias como un ring de lucha libre donde se celebró algún que otro combate.

Por otro lado, en el pabellon 10 ya empezabamos a vislumbrar el motivo por el que habíamos venido. Nintendo repite un gran stand donde Mario Odyssey buscaba ser la principal atracción además de ofrecer partidas a otros juegos como Zelda Breath of the Wild, Mario Kart 8 Deluxe o Skyrim. Sony apostando en gran medida por la realidad Virtual además de una zona dirigida a Gran Turismo. Microsoft si hizo aparición con una gran cantidad de Xbox One y escondida dentro de una vitrina a su flamante Xbox One X, lástima no haber podido palparla aunque fuesen unos pocos segundos. Otras compañías como Omen de HP o Trust Gaming, se unían al plantel de compañías muy enfocadas a mostrar sus dispositivos orientados a los más jugones.

La gran sorpresa llegó al vislumbrar una gran e inconfundible N de la plataforma de vídeo Netflix, que aprovechando el lanzamiento de la segunda temporada de Stranger Things, quiso tener su pequeño hueco en esta feria. Sin embargo, aquellos que querían ver otro tipo de contenido audiovisual  como son las partidas competitivas de sus equipos favoritos de grandes triunfos como League of Legends, Overwatch, entre otros, tenía una buena parte reservada para sentarse tranquilamente y disfrutar mientras aplaudes y vitoreas una buena jugada.

Todo esto bajo la colaboración de Game, que no podía faltar con su pequeña «tienda prefabricada» que suplía los deseos de los más ansiosos. Aunque alguno que otro solo quería descansar de tanto trote.

La realidad virtual, una de las protagonistas

La Realidad Virtual, esa tecnología que te transporta a un mundo totalmente virtual, que no existe a tu alrededor y ha sido grabado o creado por ordenador. Una tecnología que empezó a coger fuerza tras la aparición de Oculus Rift y que ahora está esperando a la Realidad Mixta de Microsoft y las empresas que se han unido al movimiento. Es justo esa tecnología la que ha ocupado gran parte del pabellón 10 de IFEMA.

Gran parte de este mérito se puede decir que ha sido por Sony, con un despliegue tremendo que buscaba promocionar sus gafas PS VR con experiencias de El ministerio del tiempo,  Monster of the Deep, Gran Turismo y muchos otros juegos que han llegado o estan por llegar para la consola sobremesa de Sony. Por otro lado, se sigue comprobando que pequeñas desarrolladoras siguen confiando en el crecimiento de este sector presentando sus creaciones con la idea de captar y promocionarse.

No podía faltar una pequeña muestra de la nueva presentación de Microsoft traído de la mano de Lenovo, donde además de presentar sus equipos listos para poner en ultra cualquier juego, también nos ofrecían la posibilidad de ponernos las Lenovo Explorer. Unas gafas que prometen poder funcionar tanto en VR como en AR (Realidad Aumentada) y que, según nos han comentado, saldrán a la venta a mediados de Noviembre con un par de mandos que empiezan a ser imprescindibles para jugar a la mayoría de los títulos disponibles.

Si te gustan los juegos de conducción, este fue tu evento

Sin embargo, aquellos que son o no fan de los juegos de conducción nos hemos dado cuenta de un pequeño detalle: Allá donde mirásemos había un coche expuesto. Y es que parecen haberse puesto de acuerdo en presentar gran cantidad de videojuegos con controles basados en volantes y que mejor manera de promocionarse que con una bonita pieza de ingeniería en la zona frontal de su stand para atraer a todo tipo de curiosos. Gran Turismo, Project Cars 2, Forza Motorsport 7, Dirt 4, Gear Club Unlimited… ¿Quién da más?

Una vez ya acabado…

La sensación que a uno se le queda tras pasar un fin de semana completo rodeado de consolas, novedades, gafas de realidad virtual y coches, es de total cansancio. He podido disfrutar de juegos como Flat Heroes en Switch, que se pudo jugar por primera vez en un evento español, he probado diferentes experiencias virtuales, he visitado diferentes mundos con una gorra roja y un bigote y visto como grandes profesionales demostraban sus habilidades a unos metros de su público más aficionado. Por desgracia, este tipo de eventos cada vez atrae a más público y eso se traduce en esperas más largas, menos sitio para moverse o un asiento más alejado del estadio si no quieres esperar con antelación para reservar tu plaza. También me ha sorprendido la falta de algunas futuras joyas como podría ser Monster Hunter World, el cual si hizo aparición en la Barcelona Games World. Aunque con todo esto ya en la memoria, uno solo tiene ganas de ver como será la siguiente edición de la Madrid Gaming Experience.