LG V10, a fondo

Actualizado el

Ésta es otra entrada de Mr. Moviliano. Analizamos al detalle el phablet LG V10, con el que la marca surcoreana quiso dar sorpresas, y lo ha conseguido.

Empezamos como siempre poniendo un resumen de sus características:

Dimensiones 159.6×79.3×8.6 mm
Peso 192 gr

Sistema

Android 6.0 Marshmallow
Procesador Qualcomm® Snapdragon 808
Memoria RAM 4GB LPDDR3
Memoria interna 32GB eMMC ROM (+micro SD Slot)

Pantalla
Tamaño de pantalla 5.7″
Resolución de pantalla (px) 2560×1440 (513ppi) – QHD IPS Quantum Display
Segunda pantalla 160×1040 (513ppi)
Conectividad
WiFi  (802.11 a/b/g/n/ac)
USB USB 2.0
Bluetooth Sí, 4.1
NFC
Cámara
Cámara Principal 16MP F1.8, estabilizador óptico OIS 2.0
Cámara Frontal Dual 5MP (Wide 120°, Normal 80°)
Batería
3,000mAh extraíble.

20161006_161150

 

Estamos ante un terminal con un gran diseño. El exterior está hecho de policarbonato resistente junto con bordes metálicos en los lados. Se ha buscado con esto utilizar materiales con especial resistencia a golpes. Además la trasera sigue un patrón rugoso muy agradable tanto a la vista como al tacto, que hace que sea muy difícil que se escurra de las manos. Evidentemente no hemos lanzado el terminal al suelo para comprobar si aguanta, pero en las manos se nota que su construcción es sólida. Esto hace, eso si, que sea un poco pesado para sus dimensiones, pero no exageradamente.

 

Una de las primeras innovaciones que saltan a la vista en cuanto tenemos el V10 en las manos es… ¡una pantalla doble! Sí, en LG buscaron una forma de reducir el consumo, y para ello encontraron la opción de incluir una pantalla auxiliar que está permanentemente encendida con información y notificaciones, pra que no haga falta encender la pantalla principal, más grande y por lo tanto con más consumo. Además, cuando estemos usando el teléfono, la pantalla auxiliar puede mostrar un mensaje personalizado, aplicaciones utilizadas recientemente o recordatorios de nuestro calendario. También, en caso de llegar un nuevo mensaje, correo, o notificación de aplicación, en lugar de aparecer la ventana en la parte superior, aparecerá en la pantalla auxiliar

bg-tech-specs-right-desktop

En cuanto a la pantalla principal, poco que añadir a lo habitual de los topes de gama de LG. Este V10 tiene una pantalla de 5,7″ QHD, con tecnología IPS, en la que LG es maestra. La elevada resolución hace de esta una de las mejores pantallas LCD del mercado, si bien en condiciones de iluminación exterior, el brillo de la pantalla puede parecer un poco escaso.

En el apartado fotográfico tenemos más sorpresas. La cámara trasera es un sensor de 16MP de gran calidad, con un focal f1.8, estabilizador de imagen óptico y enfoque laser. Incluye en su software el modo manual que ya hemos visto en otros terminales de LG, y ya sabemos que los coreanos destacan por la gran calidad de sus cámaras. Pero el V10 incluye una cámara frontal doble, con una de las lentes de gran angular (120º), l que permite hacer selfies con una gran amplitud, que nadie se quede fuera de la foto.

El rendimiento del terminal es uno de sus puntos fuertes. Si bien es cierto que no usa lo último de Qualcomm en el momento de su diseño, el Snapdragon 808 es un procesador que funciona muy bien, y combinado con los 4GB de RAM, no es de esperar que tengáis problemas al mover aplicaciones. Eso sí, al exprimir un poco al terminal si es posible que se caliente un poco más de lo normal, pero nada grave. En este aspecto hay un tema mejorable que es la capa de personalización de LG. Si bien es cierto que el V10 usa la versión 6.0 de Android, la capa de LG tiene un diseño aún un poco anticuado, y tal vez sea una capa un poco más pesada que otras que hay en el mercado.

20161006_161006

No debemos olvidar el lector de huellas dactilares situado en la parte posterior, junto a la botonera trasera que era seña de indentidad de LG hasta ahce poco. El sensor funciona con bastante rapidez, y es botón a la vez para desbloquear. Un detalle que me ha gustado mucho de este V10 es que sigue incluyendo el Knock On que muchos terminales con sensor de huellas ya no incluyen. Y para mi es imprescindible para todo terminal con el lector de huellas en la trasera, porque si no te ves obligado a levantar el teléfono de la mesa. Un detalle, pero en los detalles está la diferencia.

La batería del V10 es extraíble, con 3000mAh a nuestra disposición. Algo insuficientes para una pantalla tan grande, a pesar de las mejoras de Marshmallow y de la pantalla secundaria, para un usuario medio es difícil llegar al final del día sin buscar un enchufe. Para compensar, el terminal se carga a una velocidad bastante buena.

Pero aún no han acabado las sorpresas con este V10. Para los más exquisitos de la música, dispone de un chip DAC HiFi de alta definición de audio. Sólo se puede utilizar para cascos conectados mediante el jack de 3.5mm, pero la experiencia sonora es increíble. Con los cascos de LG suena de lujo, qué podrá hacer suprauriculares.

lglogo

Hasta aquí el LG V10, un terminal muy recomendable para aquellos que disfruten de las pantallas grandes y el contenido multimedia, al combinar su pantalla QHD y el chip de audio de alta definición.