La Nintendo PlayStation se subastó y rompió récords

La historia de los videojuegos es muy basta e interesante. Por nuestras mesas han pasado varias consolas y nuestras bolsas han cargado algunas portátiles. Pero como pasa en todos lados, hay unos productos más especiales que otros. ¿Un ejemplo? La Nintendo PlayStation, un objeto que merece estar en un museo.

Un poco de historia sobre la Nintendo PlayStation

Esta es una de las consolas más especiales de todos los tiempos. Pero, ¿conoces la historia?

En 1996, Nintendo dominaba el mercado. La Super Nintendo Entertainment System, o SNES, fue una consola que rompió récords de ventas. Antes de la Nintendo 64, la compañía creadora de Mario Bros se unió a la prolífica empresa Sony para crear un prototipo bastante interesante.

La idea era crear una unidad lectora de discos para la SNES, como una actualización antes de lanzar Nintendo 64. Ambas empresas lograron crear el prototipo que juntaba las firmas de ambas empresas. Pero, de último momento, Nintendo canceló el proyecto por una razón: la piratería que rodeaba a los CD-ROM.

¿Qué paso después? Nintendo siguió desarrollando sus ideas de cartuchos y presentó Nintendo 64. Sony, en cambio, no se quedó de brazos cruzados, y utilizó la experiencia para crear PlayStation One. ¿Verdad que es un dispositivo con mucha historia?

Nintendo PlayStation

Un objeto valioso que se subastó

La historia de los prototipos de la Nintendo PlayStation no es clara. Sólo se tiene conocimiento de una unidad que hasta hace unos días la poseía Dan Diebold. Resulta que, en 2015, el padre de Dan compró la casa de Olaf Olafsson, ex director de Sony Computer Entertainment América. El ex ejecutivo de Sony poseía el único prototipo existente.

Dan era un claro aficionado a los videojuegos, por lo que empezó a exhibirla en todo el mundo, en museos y exposiciones de esta temática. Pero llegaron las ofertas por un objeto realmente coleccionable, ya que incluso se reporta que le llegó una oferta por 1,2 millones de dólares en diciembre pasado.

Empezando marzo, se anunció que la mítica consola se subastó por 360,000 dólares, un poco lejos de los 1,2 millones iniciales. Aunque no se sabe quien fue el ganador (se habla del creador de Oculus, Palmer Luckey), se convirtió en el objeto de videojuegos que más caro se ha vendido en la historia. Superó los 100,000 dólares de aquel Super Mario Bros sellado que se vendió en 2019.

Por cierto, ya se han hecho oficiales las características de la nueva Xbox Series X.