Ya puedes utilizar el electrocardiograma en el Apple Watch

Apple ha lanzado una nueva actualización para el Apple Watch que permite utilizar electrocardiograma en la app, con notificaciones de ritmo cardiaco irregular directamente captado desde la muñeca. ¿Quieres conocer más detalles sobre la nueva opción de electrocardiograma en el Apple Watch? ¡Adelante!

Electrocardiograma en el Apple Watch: ¿Cómo funciona?

electrocardiograma en el Apple Watch

La aplicación ECG del Apple Watch Series 4 hoy ha lanzado una actualización importante (y si se quiere esperada) para que los usuarios puedan hacer electrocardiograma directamente desde su muñeca, de forma que puedan medir el ritmo cardíaco si notan arritmias o latidos irregulares, para proporcionar información importante a los médicos.

Diecinueve países europeos se encuentran en la lista de disponibilidad de esta nueva función, entre los que se encuentran España, Alemania, Italia, Francia y Reino Unido.

Esta nueva función del Apple Watch puede comprobar de vez en cuando la frecuencia cardiaca en segundo plano para poder enviar notificaciones si detecta un ritmo irregular que pudiera ser uno de los síntomas de fibrilación auricular.

Recordemos que Apple, en Estados Unidos, ha estado colaborando con la Administración de Alimentos y Medicamentos durante varios años para obtener la clasificación De Novo para esta app y las notificaciones de ritmo cardíaco irregular, para poder obtener estas prestaciones sin prescripción médica.

Si tienes un Apple Watch desde ya puedes actualizar la app ECG y las notificaciones de ritmo cardiaco irregular, a través de la nueva versión 5.2 de watchOS.

Se trata de una función que suma un aporte importante en materia de salud, debido que si no se trata este tipo de afecciones puede desencadenar en un ictus, la ‘segunda causa de muerte más habitual en el mundo’.

En el Reino Unido, por ejemplo, existen unas 1,5 millones de personas que sufren de este tipo de patología, el tipo de arritmia cardiaca ‘habitual’, que supone una patología un poco engañosa ya que un tercio de estas personas ‘desconocen’ que sufren de esta patología.