Cómo crear tu propia máquina de arcade retro (Parte 1)

Actualizado el

Ésta es otra entrada de Mr. Moviliano y hoy tendremos el placer de remontarnos a nuestra juventud y recuperar los antiguos juegos que añoramos. Sí, has leído bien, vamos a construir nuestra propia máquina arcade de juegos clásicos y así poder cumplir el sueño de nuestro niño interior. Este post es el primero de una serie de guías para tener nuestra máquina arcade retro totalmente funcional. Sin más dilación, empezaremos con los requisitos necesarios o lista de la compra de Amazon.

 

Requisitos de Hardware

 

Pasos a seguir

 

1. Descarga de Retropie

El primer paso para poder instalar Retropie es bajarse la imagen desde la siguiente url:

https://retropie.org.uk/download/

Una vez ahí, seleccionaremos la imagen que necesitamos en función de la versión de la Raspberry Pi que tengamos. La versión disponible en el momento en el que escribo esta entrada es la v4.2. Tendremos que ser pacientes con la descarga, dado que la imagen es algo grande.

 

2. Preparar la tarjeta micro SD

Mientras esperamos a que se complete la descarga nos dedicaremos a preparar nuestra micro SD. Dependiendo del tamaño de la SD, tendremos que realizar unos pasos adicionales. El primer paso es borrar todos los datos que haya en la tarjeta. Si tu tarjeta es nueva puedes saltarte este paso, en caso contrario, la mejor solución es formatear la tarjeta.

En el caso de que, como yo, utilices una SD de tamaño igual o superior a 64GB, tendremos que cambiarle el formato. La razón por la que debemos de realizar esta acción es porque todas las tarjetas SD de más de 32GB de capacidad son consideradas SDXC y son formateadas con exFAT. Este hecho no sería un problema si la Raspberry Pi pudiera leer dicho formato, pero actualmente, sólo puede leer el sistema de archivos FAT. Para solucionar este pequeño dilema, tendremos que cambiar el formato de nuestra tarjeta mediante el programa FAT32 Format.

 

 

Para formatear la tarjeta SD, la insertaremos al PC y abrimos este programa (que no requiere instalación). A continuación, seleccionaremos la unidad en la que está la SD y le daremos al botón Start, dejando el resto de opciones a sus valores por defecto.

Si estás inseguro del tipo de formato que tiene tu tarjeta SD, lo puedes mirar metiéndola en el ordenador y accediendo a sus propiedades desde el explorador de Windows. Si el sistema de archivos es FAT no tienes que darle formato de nuevo.

 

3. Instalación de Retropie

Con la tarjeta SD ya preparada y después de la larga espera por la descarga de Retropie, es el momento de convertir nuestra SD en la ansiada máquina arcade retro. Para ello, tendremos que volver a bajarnos otro programa, prometo que este es el último, para poder pasar la imagen que nos hemos descargado a la SD. En este caso el programa se llama Win32DiskImager.

 

 

Bien, el primer paso a realizar consiste en descomprimir la imagen de Retropie para así obtener un archivo .img. Mientras esperamos a que se extraiga dicho archivo instalaremos Win32DiskImager. Una vez acabada la instalación, abriremos el programa, seleccionaremos la imagen de Retropie. Para hacer esto, pincharemos sobre el icono de la carpeta y navegaremos hasta la imagen. Después de eso, nos aseguraremos de que la unidad que se muestra es en la que está nuestra tarjeta SD y pulsaremos el botón Write. Al hacer esto nos saldrá un mensaje de alerta que nos avisará de que se pueden corromper los datos de la tarjeta, el cual aceptaremos, dado que la SD está vacía. Una vez aceptado el mensaje, tendremos que esperar a que el proceso termine, lo que llevará menos de un minuto, y con ello obtendremos nuestro Retropie casi totalmente funcional.

En el caso de que quieras curiosear lo que hay dentro de la SD, te darás cuenta de que el tamaño se ha “reducido”. Antes de que me taches de timador por haberte roto una SD, has de saber que el sistema de archivos que ahora tiene es EXT4 y no es reconocido por Windows, por lo que puede parecer más pequeña de lo que es en realidad.

En este punto ya contamos con todos los elementos necesarios para nuestra máquina arcade. En la siguiente entrada trataremos los siguientes temas: configuración de mandos, paso de juegos o ROMS, y descarga de las caratulas de los juegos. Si eres un impaciente y no puedes esperar a la siguiente entrada, puedes insertar la tarjeta SD en nuestra Raspberry Pi y encenderla para ver los frutos de tu trabajo, aunque te recomiendo que esperes.