La bancarrota de Yotaphone mata a uno de los fabricantes más innovadores

Parece que los dispositivos de pantalla dual respaldados por E-Ink y que llegan de la mano de YotaPhone han llegado a su fin. La bancarrota de Yotaphone deja fuera una de las marcas más innovadoras, y ha sido anunciado por Cnews en Rusia, a través de un comunicado de liquidación publicado en ‘Islas Cayman Gaceta’. ¡Te traemos los detalles sobre la bancarrota de Yotaphone!

Bancarrota de Yotaphone: motivos

bancarrota de Yotaphone

Según informes de algunos medios de comunicación rusos, una demanda termino por llevar a la bancarrota a la empresa. El fabricante de Yota para los dos primeros smartphones, Hi-P Singapore, presentó una demanda de unos 126 millones de dólares en el año 2015, porque, aparentemente, YotaPhone se negó a recibir (y pagar, probablemente) el número mínimo de smartphones que aceptó ordenar.

El hecho es que, además de la demanda, YotaPhone no ha sido realmente importante si quiera en Rusia en los últimos años. La compañía no habría podido enviar el YotaPhone 2 a los Estados Unidos en 2015 pese a haber superado el objetivo de financiación colectiva, y en 2016 decide retirarse de Rusia y Europa, cambiando su objetivo directamente a China.

Luego de haberse mudado a las fábricas e inversiones chinas, Yota aparentemente solo vendió el último YotaPhone 3 en dicho país, a pesar de las promesas de la empresa que el dispositivo podría aparecer en Rusia y otros mercados internacionales. Sobreponiéndose a ello, pudo ganar un iF Design Award el año pasado.

Los smartphones de YotaPhone se consideran innovadores y excéntricos debido a la interacción de los fabricantes con las pantallas duales, que forzaron a otras empresas como Hisense a incluir dobles pantallas para competir como es el caso del Hisense A2 Pro.

Lamentablemente, es muy poco probable que podamos ver otro YotaPhone en el mercado, aunque ha desaparecido en un momento tecnológico en que la tecnología plegable podría perfectamente ocupar su lugar.