Samsung Galaxy Note 9 es oficial: ¿hay un verdadero cambio generacional?

Esta es otra entrada de Mr. Moviliano. El Samsung Galaxy Note 9 ya es oficial y un año más ha sido la ciudad de Nueva York la que lo ha visto nacer. Sin sorpresas, pero con un clara apuesta por la experiencia de usuario como claro factor diferenciador de la competencia… si es que eso es posible a estas alturas del partido.

En un momento en el que los fabricantes continúan ejerciendo el “y yo más” (“y yo más pulgadas”, “y yo más RAM”, “y yo más número de cámaras”…) pero sin llegar a ofrecer algo totalmente revolucionario, Samsung parece haber querido primar la relación entre smartphone y usuario por encima de otros factores. El nuevo (y mejorado) S Pen o la evolución de Bixby 2.0 son algunos de los pilares en los que pretende asentar el éxito de su flamante Samsung Galaxy Note 9. ¿Motivos suficientes para conseguirlo? Ya lo veremos…

Diseño y pantalla del Samsung Galaxy Note 9

Pocas sorpresas en este apartado. De hecho, el Samsung Galaxy Note 9 ya lleva varios días totalmente filtrado (y fue a la propia Samsung a la que se le “escapó” un vídeo con todo lujo de detalles). Nos encontramos con un terminal con un tamaño de 162  mm de alto x 76.4 mm de ancho x 8.6 mm de grosor, con un aprovechamiento bastante bueno del frontal del terminal gracias a la reducción de marcos no solo laterales, también inferior y superior. Nos sorprende ver que Samsung no se suma a la moda del notch, algo que nos gusta bastante ya que no terminamos de ser partidario de esta “muesca” o “ceja” que en cierto modo molesta más que ayuda.

El tamaño de la pantalla es ligeramente superior al modelo de la anterior generación. 6.4 pulgadas (frente a las 6.3 del Note 8) que llegan presumiendo de un panel sAMOLED y una resolución QHD (1440 x 2960 píxeles). Los laterales, al igual que el resto de modelos de la familia, contarán con curvatura para dar ese aspecto de “pantalla infinita”.

samsung galaxy note 9

Punto para Samsung si miramos su nuevo terminal desde la parte de abajo. En la parte inferior nos encontramos con el puerto de carga, altavoces, micrófono, hueco para el S Pen y el jack de auriculares, que para alegría de la mayoría de nosotros también lo mantiene.

En la parte trasera aparece la doble cámara con doble flash, junto al fingerprint colocado bajo ella. Y es que la ya mencionada optimización del ratio cuerpo / pantalla ha hecho imposible ubicar el sensor de huellas en el frontal y lo ha desplazado, de nuevo, a la parte trasera, una posición algo más incómoda para la mayoría de nosotros pero parece que más ventajosa para los diseñadores de Samsung.

Características técnicas del Samsung Galaxy Note 9

Como te decíamos al principio de esta introducción, a estas alturas ya resulta difícil impresionarnos a nivel de hardware. En este caso, seguimos con esa sensación de “más de lo mismo”, aunque este Note 9 de Samsung sí que nos aporta un par de extras que, a cierto tipo de usuario, le puede venir bastante bien. Hablamos por ejemplo de la memoria interna, probablemente su mejor característica ya que llega equipado con dos versiones, 128 GB o 512 GB. ¿Se te quedan cortos? Podrás ampliar mediante microSD hasta 512 GB. Respecto a la memoria RAM llega también en dos versiones de 6 GB y 8 GB.

En cuanto al procesador han optado para el mercado europeo por un Exynos 9810 firmado por la propia Samsung, un chipset construido en un proceso de fabricación de 10 nanómetros y repartido en dos clústeres, el primero formado por cuatro núcleos con una frecuencia de reloj de hasta 2.9 GHz y el segundo por otros cuatro hasta 1.9 GHz. Este reparto nos permite trabajar a toda mecha cuando necesitamos rendimiento u optar por el ahorro energético cuando necesitamos controlar la eficiencia del terminal mientras trabaja con tareas poco exigentes.

samsung galaxy note 9

Por su parte, para el mercado americano y asiático, el SoC que monta el nuevo Samsung Galaxy Note 9 es un Snapdragon 845 al que ya no le hacen falta presentaciones. El tope de gama de Qualcomm para 2018 ya lo hemos visto (y probado) en los flagship del resto de fabricante (e incluso de la propia Samsung con sus S9 / S9+).

Respecto a su autonomía, la nueva bestia de la familia Galaxy se alimenta gracias a una batería de 4.000 mAh, que no está nada mal y se sitúa a la par que el Huawei P20 Pro, un smartphone que bajo nuestra propia experiencia podemos asegurarte que es bastante solvente en este apartado. Asimismo, contará también con el estándar de carga rápida Quick Charge 4.0 de Qualcomm.

Apartado fotográfico y conectividad del Samsung Note 9

Poco o nada se han complicado la vida los chicos de Samsung en el apartado fotográfico, al menos en lo que respecta al hardware. Mismas cámaras que el Samsung Galaxy Note 9, con un doble sensor trasera de 12 MP + 12 MP con zoom óptico de dos aumentos, estabilizador óptico y una apertura mecánica variable entre 1.5 y 2.4. La grabación de vídeo, por su parte, se podrá trabajar en 2160p@60 fps, 1080p@240fps y 720p@960fps (super slow motion), además de contar con HDR.

Por su parte, la cámara frontal llega equipada con una sola lente de 8 MP y apertura f/1.7, trabajando muy bien en ambientes con poca iluminación y escenas nocturnas en general.

En ambos casos, a nivel de software nos prometen una mejora de sus capacidades gracias al uso de la IA en el reconocimiento de escenas o a los nuevos trabajos realizados en algunos modos, como el HDR o el Live Focus.

En cuanto a sus opciones de conectividad, lo cierto es que no le falta detalle: nos encontramos con un terminal muy bien actualizado con GPS, A-GPS, GLONASS, WIFi ac de doble banda, NFC, USB 3.1 Tipo C, Bluetooth 5.0…

Los extras marcan la diferencia

Samsung-Galaxy-Note-9-4

Como ves, el Samsung Galaxy Note 9 no ofrece nada totalmente revolucionario si lo comparamos frente a los topes de gama de su competencia directa. Sin embargo, son los pequeños detalles los que pueden hacer de él la opción ideal para ti. Incluye desbloqueo facial, sensor de ritmo cardíaco, asistente virtual renovado (Bixby 2.0) con su propio botón de acceso directo y un S Pen con nuevas funciones añadidas, como un control remoto que nos permitirá usarlo también a distancia gracias a la tecnología Bluetooth, que nos permitirá realizar diferentes acciones (como activar la cámara o reproducir presentaciones) sin tener que tocar ni siquiera la pantalla del dispositivo. Gracias a sus 4096 puntos de presión nos otorga una escritura mejorada respecto a la generación anterior.

Al igual que en los últimos lanzamientos de la marca, el Galaxy Note 9 contará con certificación IP68, que le hace ser resistente al agua hasta 1 metro durante 30 minutos.

Pero una de las características más interesantes y que guardamos para el final es la presencia de refrigeración líquida. Gracias a esto y a su sistema Water Carbon Cooling Sistem, su disipador e incluso la IA trabajando también en este campo, Samsung quiere hacer del Note 9 uno de los mejores smartphones para videojuegos del momento. Y para ello, nos ofrecerá Fortnite en exclusiva durante un tiempo.

Para completar la experiencia multimedia, contaremos con altavoces estéreos AKG.

Por último, aunque ya conocemos todos los detalles de Android 9 o Android Pie, todavía es demasiado pronto para incluirlo en este Note 9, y nos tendremos que conformar con el sabor a Oreo de Android 8.1 que llegará, como siempre, con la capa de personalización propia de Samsung.

Disponibilidad y precio del Samsung Galaxy Note 9

El Samsung Galaxy Note 9 llegará a las tiendas de forma oficial el próximo 24 de agosto. A España llegará por un precio de 1009 euros para la versión de 128 GB + 6 GB o 1259 euros para la de 512 GB + 8 GB.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies