Google Home, dando un paso al hermano mayor y hacia la domótica

Esta es otra entrada de Mr.Moviliano. Dos semanas hacen desde que equipé mi hogar con el Google Home Mini y a los pocos días llego el Google Home. Antes de empezar os recomiendo leer cómo fue mi experiencia teniendo sólo el primero de las versiones, ya que omitiré buena parte de lo que ya expliqué. Y es que con un dispositivo más, algún que otro aparato compatible y más experimentación hecha empiezo a acostumbrarme a decir “OK Google” en aquellos momentos en los que de verdad lo necesito.

google home

Repasando las características del Google Home

Muchos de vosotros os estaréis preguntando en que se diferencian ambos modelos, aparte de por el precio. Siendo sincero no mucho, excepto en los altavoces. Con Google Home tenemos otro diseño que se aleja de la versión Mini, una base redondeada y una especie de cilindro que sube hacia arriba dejando una zona plana pero inclinada en la zona más alta. Seguimos con el mismo estilo en cuanto a texturas y colores eso sí. Ya os adelanto que a la hora de utilizarlo no debería existir ninguna diferencia: OK Google para hacerlo funcionar, un botón de muteo por seguridad y la opción de subir y bajar el volumen de manera táctil.

Cierto es que al residir en un hogar más bien pequeño, no he podido probar a hablarle a nuestro acompañante desde muy lejos, si el Mini ya podía este no iba a ser menos. Pero en el apartado acústico la cosa cambia. En primer lugar, se nos da la facilidad de retirar la parte inferior, quizá para facilitarnos el acceso a los altavoces y fardarlos así ante los amigos o también para acceder a un conector microUSB que podría servir como otro sistema de alimentación además del que tenemos por defecto.  En segundo lugar a la hora de escuchar a nuestro asistente y la música que pone.  Google no facilita en sus especificaciones cuanto es la potencia de dichos transductores pues solo indica que viene equipado con un “altavoz de gran amplificación con controlador de 2 in+ radiador pasivo dual de 2 in”, aunque si tuviese que comparar con alguno de los altavoces bluetooth que han pasado por mis manos se acerca más a un JBL Xtreme, es decir, buena calidad de sonido y graves muy potentes.

IMG_20180709_232406_HHT

La vida con dos Google Home y como he ido aprendiendo más opciones

Dos micrófonos por la casa y más posibilidades a mi alcance. Pero ¿resulta útil hacer otro desembolso por una segunda unidad? Tiene matices la respuesta. Instalo mi segundo Google Home, lo configuro al igual que hice el primero y decido colocarlo en la cocina, ya que siempre me ha gustado escuchar música mientras cocino y el poder controlar lo que suena por voz me resulta muy atractivo. Ya sea con Android o con iOS funciona perfectamente a través de la app Google Home. OK Google por aquí, OK Google por allá… y se me ocurre ir a mi habitación con la música puesta en la cocina y decirle al uno que pare la música del otro, no solo no funciona si no que noto como para la música para escuchar. En otras palabras, los dos funcionan a la vez y si le das la orden a uno el otro queda a la espera. Justo después me pregunto si podré poner también música en el otro dispositivo y también se puede, aunque ten cuidado con el nombre que le das a la habitación no vaya a ser que no te acuerdes.  El resto de pruebas ya se basaron en hacer este cruce con comandos que ya conocía, poco útil pero muy divertido.

 
IMG_20180709_232447

Cuando vuelvo de trabajar me gusta preguntarle cosas extrañas para ponerlo a prueba, responde bien ante peticiones amorosas, te elogia cuando lo haces tú, y juega a juegos. En concreto, parece jugar a uno que trata de un Quiz, nuestro compañero cambia totalmente y convierte nuestro espacio personal en un plató de televisión donde el público sois tú, tus amigos (si hay alguno) y Assistant. Elegid el número de jugadores y tendréis que averiguar las respuestas de las preguntas que nos van a ir dando.

Mi primer paso en la domótica

A pesar de todas mis pruebas no so voy a engañar, Google Home no tendría razón de ser si no es por los distintos aparatos que conforman un sistema domótico. Lo primero que me gustaría recalcar es que antes de escoger un primer dispositivo pude comprobar la inmensa gama de compatibilidades que Google maneja, prácticamente todos, desde Hue hasta Xiaomi. Lo segundo, la facilidad para tener todo a nuestro gusto, aunque aún estoy empezando. He empezado con la compra de una bombilla Yeelight, he visto que es compatible con Google Home sin necesidad de un brigde intermedio, como es el caso de Philihps con Hue. Xiaomi tiene varias cuentas y compatibilidades, encontrandose la propia de Yeelight y Mi Home, por lo que ya nos asegura que buena parte de su abanico domótico es compatible.IMG_0297

También compré otra bombilla de otra marca que dice ser compatible con Google Assistant, aunque aún estoy a la espera. Y realmente no ha sido muy complicado, enganchar la bombilla a nuestra lámpara, añadirla a nuestra parrilla de aparatos y asignarla a una habitación. Tan simple como indicarle que quieres apagar esa luz en concreto y se apaga. Para aquellas personas que no tengáis un interruptor cerca de vuestra cama creedme que resulta muy útil, tanto que he hecho un pedido de más bombillas para ir abarcando toda mi casa poco a poco.

Disponibilidad, precio y donde comprar el Google Home

Al igual que el Google Home Mini, Google Home ya se encuentra disponible por un precio de 149€ con el color blanco en el cuerpo y gris pizarra en la base.

COMPRALO EN MEDIAMARKT

COMPRALO EN FNAC

COMPRALO EN EL CORTE INGLÉS

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies