Voladd 3D Printer, probando la impresión 3D en casa

Esta es otra entrada de Mr.Moviliano. Tumaker es una compañía vasca que ha aportado varias soluciones de impresión 3D al panorama español. Como último producto hasta la fecha, nace Voladd 3D printer, una impresora 3D con un claro objetivo: poder llevar la impresión 3D a todo el mundo.

Gracias a este equipo, hemos podido probar durante unas cuantas horas funcionando este creador de contenido físico 3D. Aunque aún quedan muchas más por delante.

Voladd 3D Printer, una impresora 3D de origen español.

Dentro del mundo de las impresoras hay diferentes maneras de separar los distintos modelos que existen, ya sea por la manera de imprimir o por si viene ya ensamblada o no, entre otros. En este caso, tenemos un producto ya montado, basta con sacar de la caja, enchufarlo, realizar varias configuraciones de red y calibración, y el siguiente paso ya es imprimir.

Empezando por lo que vemos a simple vista, tenemos en la zona frontal 4 indicadores y un botón que también se ilumina en medio de ellos interactuando así con ella y obteniendo información básica. Una superficie sujetada por 3 imanes y 3 rotores que ajustan la altura de dicha cama nos permitirá calibrar fácilmente la altura ideal. En la parte trasera contamos con conexiones de red Ethernet y corriente, además de un botón de reset y el principal de encendido y apagado. Encima de estas conexiones encontramos el carrete de plástico de tipo PLA que se retira y se vuelve a colocar con un simple sistema. De este carrete saldrá un fino tubo por donde pasa el plástico y que acaba en el hotend, o dicho de otra manera, la pieza final que depositará el plástico fundido.

 

 

Poniéndonos un poco más técnicos, os contamos que el área de impresión es de 175x125x150mm, unas medidas que en algunas ocasiones puede quedarse algo corto pero que mantiene el tamaño tan reducido de la propia impresora. Tenemos disponibles tres tipos de tamaños del noozle o cabezal, aunque actualmente solo podemos usar una con Voladd, la estándar.

El sistema de impresión es similar al que podría ser un XY, en otras palabras, nuestra bandeja solo se mueve de arriba a abajo y es el hotend el que recorre toda la superficie. Esta decisión resulta muy interesante ya que siempre es muy importante que la figura tenga los mínimos movimientos posibles, de manera que no estamos “zarandeando” el resultado y no forzamos a una posible caída en puntos que pueden ser más críticos. La impresora ofrece una gran estabilidad y robustez por su diseño, de manera que se evita buena parte de las vibraciones que tienden a transmitirse por la estructura. Uno de los mayores problemas que se han de enfrentar estas máquinas.

Por otro lado, tenemos una construcción de carrete que si bien limita un poco las posibilidades de plástico a utilizar, asegura que dicho material esté en las mejores condiciones posibles, necesitando una temperatura concreta y falta de humedad. Y es que tendremos que comprar todos y cada uno de los carretes a la compañía, llegando una especie de armazón de donde sale ya el punto final para evitar cualquier posible fuga que un usuario no experimentado pueda crear sin darse cuenta. Eso sí, devolver dichos carretes acabados tiene premio.

Voladd

Si comparamos con otro modelo de impresora como puede ser la Anet A8, vemos que no existe ningún tipo de ventilación que incida directamente sobre el plástico necesitando en mayor medida la construcción de puentes para zonas que queden más al aire.

En cuanto al resultado de impresión, da mucho que hablar, iremos haciendo un seguimiento de las distintas piezas que hemos obtenido y cuales han sido las ventajas y los problemas durante el proceso. Aunque si queréis un adelanto, promete dar guerra a la competencia.

Voladd

Voladd Cloud, tus objetos en la nube.

Sin embargo, el hardware no va a funcionar si no es complementado con un software que de las ordenes a los distintos motores y lo más importante, que lamine la figura con unos parámetros concretos para poder obtener el mejor resultado. Tumaker ha querido ir más allá y ha presentado Voladd Cloud.

A modo de resumen, Voladd Cloud es una aplicación que se separa en dos versiones, para dispositivos moviles y para navegadores web. La función principal y genérica es la de ofrecer a sus usuarios un catálogo con modelos 3D ya listos para ser impresos y también la de comunicarse con nuestra impresora para darle las ordenes pertinentes.

Voladd

Por ejemplo, nuestro dispositivo móvil será el encargado de configurar por primera vez nuestra impresora 3D, dotarle de una conexión por internet, iniciar y acompañar todo el proceso de calibración, y llevar un mejor control de que productos están en cola y cuales en proceso de impresión.

Por otro lado, vamos a tener todo un perfil en nuestro navegador web y será el principal encargado de permitirnos subir nuestros propios modelos 3D, ya sea aquellos hechos por nosotros como otros obtenidos de páginas web como puede ser Thingiverse. Podremos modificar varios parámetros como son la altura de capa, la necesidad o no de soportes o puentes y la cantidad de relleno que va a tener las zonas internas.

Voladd

Como podéis ver todo está hecho para que sea muy sencillo poner a imprimir una figura en la Voladd 3D Printer. Para que os hagáis una idea Cura es un programa más orientado a impresoras para usuarios más expertos, solo para una figura podemos tener hasta 50 parámetros diferentes que podemos modificar a nuestro gusto, aunque claro, para ello hay que pasar mucho tiempo experimentando.

¿Merece la pena tener una impresora Voladd 3D Printer en casa?

La libertad no siempre es la mejor opción ya que conlleva tener la posibilidad de cometer fallos o hacer mal las cosas, es por eso que Voladd 3D Printer ha sido claramente concebida con una serie de limitaciones que hemos ido explicado a lo largo de este artículo. Una serie de decisiones como prohibir la definición de parámetros que otros usuarios más experimentados están acostumbrados a modificar y que pueden echarlo en falta encontramos que el tipo de plástico ha de ser el propio, tener una interfaz del modelo 3D que no ofrece muchas posibilidades y que solo tenemos, por ahora, un tamaño de noozle, entre otros ejemplos.

Todo ello la define como un tipo de impresora que puede ser usada por todo tipo de públicos, pero que se enfoca y ofrece una mejor experiencia a aquellas personas que no conocen los términos básicos, los ajustes más importantes y ciertas precauciones que se han de tener para tener en nuestro hogar una creadora de figuras de plástico. Llegamos a la conclusión de que Voladd es altamente recomendable si buscas utilizar modelos 3D ya creados por la comunidad, por el propio catálogo de Voladd Cloud  y sobretodo si no te quieres calentar la cabeza y quieres que funcione bien el 90% de las veces.

Voladd 3D Printer

Podemos decir sin ninguna duda que esto es solo el inicio de lo que va a ser una tecnología que cada vez se acerque al cada uno de los hogares, y eso es siempre una buena noticia.

Disponibilidad y precio de la Voladd 3D Printer

Hemos encontrado en Amazon una buena oferta para hacernos con la impresora 3D Voladd por un precio muy interesante.

CÓMPRALO EN AMAZON

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies