Parrot Swing, review de este cuadricóptero y avión

Esta es otra entrada de Mr. Moviliano. Hoy os traemos el Parrot Swing, un dron de lo más curioso ya que fusiona ambos conceptos: Avión y cuadricóptero de control remoto.

Modo cuadricóptero del Parrot Swing

 

Empezaremos analizando cómo es su comportamiento en modo quad.

Nuevamente estamos hablando de un dron controlado mediante el móvil a través de bluetooth, al igual que el Parrot Mambo, por lo que tiene sus mismas ventajas e inconvenientes. Como ventajas contamos con que no necesitamos una emisora que transportar a todos lados y lo tenemos en un dispositivo muy accesible, una única aplicación para controlar tus drones Parrot como el Mambo y este. Como puntos negativos seguimos teniendo el tacto más difícil al ser todo plano, el pequeño retardo al dar las instrucciones y la longitud de vuelo ya que el bluetooth tiene un rango más pequeño que el radiocontrol.

Parrot Swing

Una de las cosas que me ha sorprendido, es que los “trucos” o lo que es lo mismo, las figuras preprogramadas para que haga el dron, están sólo disponibles para el modo avión y, por el contrario, la cámara que tiene este Parrot Swing está ubicada en la parte trasera, es decir, en la parte de abajo cuando volamos en modo quad, por lo que tan solo me parece algo útil volando en este modo. Vuelvo a echar de menos una cámara frontal donde poder grabar videos espectaculares y más volando en modo avión.

Al principio tenía mis reservas sobre la estabilidad de este dron en modo quad, debido a que los motores están inclinados pero sí que logra tener una estabilidad muy decente. Los problemas le llegan cuando hace viento porque este dron tiene las alas de “corchopan” (así lo conozco yo coloquialmente), un material muy liviano que provoca que el viento le afecte más de la cuenta. Aun así, sigue teniendo una gran estabilidad muy alejado de lo alocados que son drones chinos de más o menos el mismo peso.

Parrot Swing

Modo avión del Parrot Swing

Ahora pasaremos a analizar cuando ponemos el modo avión. Para poner el Swing en modo avión, tendremos que desplazar el símbolo del dron hacia arriba o abajo. Esto hará que el quad se incline hacia delante o hacia atrás.

Tiene tres posiciones de inclinación lo que le da más o menos velocidad y condiciona los giros. En principio no entendía las razones para tener tres modos de vuelo pero cuando se empieza a jugar con ellos, se entiende perfectamente. Es un dron avión que puede alcanzar mucha velocidad y no se queda quieto como un quad, es por ello que se agradece comenzar a volar en la posición 1 e ir avanzando y aprendiendo hasta que en el modo 3 podamos darlo todo y es súper divertido.

Parrot Swing, opiniones y conclusiones

Uno de mis temores iniciales era que me costará adaptarme a los controles de un avión, ya que nunca había pilotado uno. Por suerte, los controles siguen la misma lógica que en modo quad solo que adaptados a los movimientos de un avión, pero los controles de la interfaz siguen siendo iguales posibilitando un cambio rápido entre modos.

En las pruebas que hemos estado haciendo, no disponíamos del FlyPad, el mando de control que viene en el pack de compra de este Parrot Swing asique no pudimos disfrutar de los trucos, que como os decía antes, están sólo disponibles para modo avión. Aún así, he estado mirando vídeos de como serían y ya os digo que son espectaculares.

Al volar sin el FlyPad, se han evidenciado aún más los problemas de conexión con el bluetooth, perdiendo la conexión a unos 10 metros de distancia. Con el FlyPad, Parrot dice que puedes llegar hasta 60 metros lo cual es muy recomendable, ya que en cuanto el Swing se pone en posición 3 de inclinación es fácil alcanzar esa distancia.

En definitiva, creo que este Swing está más pensado para ser avión que quad aunque el despegue y aterrizaje vertical solventa uno de los grandes problemas que tienen los aviones.

Accesorios y baterías del Parrot Swing

En el pack de este Parrot Swing tan solo tenemos disponible una batería por lo que el tiempo de vuelo que tendremos al principio, será de 7 u 8 minutos. Dependiendo de lo que hagamos y el modo de vuelo este tiempo aumentará o disminuirá, por lo que os recomiendo que si os hacéis con un Swing compréis alguna batería extra.

Si adquirís el Swing también vendrá incluido el FlyPad, el mando que ofrecen para volar los drones como el Mambo y este. Con él, algunos de los problemas que tiene la interfaz táctil estarían solucionados.

Sobre los repuestos, Parrot vende todos los repuestos para el Swing así que no tendréis que preocuparos si lo estampáis demasiado.

Dónde comprar y precio del Parrot Swing

A continuación os dejo unos enlaces donde podéis conseguir todo lo que os he mencionado a través de la tienda oficial de Parrot y de Amazon. Como siempre os digo, si lo compráis a través de estos enlaces a vosotros os cuesta lo mismo pero a nosotros nos apoyáis para que sigamos trayendo cosas que poder contaros. Su precio oficial es de 139 euros, pero en Amazon hay descuentos bastante jugosos.

Comprar Parrot Swing en la web de Parrot

Comprar Parrot Swing en Amazon

¿Qué os ha parecido este Swing? ¿Os han entrado ganas de compraros un avión? Porque a mi me han entrado ganas de investigar más esta rama. Contadme qué os ha parecido abajo en los comentarios. ¡Nos vemos en el siguiente articulo de Mr. Moviliano!

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies