Análisis Razer Diamondback

Ésta es otra entrada de Mr. Moviliano. Hoy traemos buenas noticias para los gamers zurdos dado que tenemos el esperado regreso del ratón ambidiestro Razer Diamondback. Su llegada al mercado en 2004 fue acogida con numerosos premios así que estamos ansiosos por saber qué características traerá la versión renovada. Pero antes de nada empecemos con sus especificaciones.

 

 

ESPECIFICACIONES

  • Diseño ambidiestro
  • Sensor láser 5G de 16 000 ppp
  • Hasta 210 pulgadas por segundo / 50g de aceleración
  • Ultrapolling de 1000 Hz
  • Ajustes inmediatos de sensibilidad
  • Iluminación personalizable Chroma
  • Sincronización de color entre dispositivos
  • 9 botones Hyperesponse programables
  • Preparado para Razer Synapse
  • Cable de fibra trenzada de 2,1 m
  • Tamaño aproximado: 125 mm (Longitud) x 60 mm (Anchura) x 30 mm (Altura)
  • Peso aproximado: 89 g (sin cable)

 

 

ASPECTO

La primera característica que salta a la vista es la simetría del Razer Diamondback, totalmente idéntico sobre el eje longitudinal. Esta propiedad asegurará su compatibilidad con gamers zurdos o diestros y es una de sus principales características. Este diseño conlleva la concesión de mermar ligeramente el apartado de ergonomía, lo que resulta en que no sea uno de los ratones que más se adapten a la mano, aunque, sigue siendo bastante cómodo.

Una vez en las manos, nos sorprende la ligereza del ratón, la cual contrasta con la robustez de sus acabados. Al tacto, se siente ligeramente áspero, lo que nos proporcionará un agarre seguro y firme, hasta en sesiones de juego largas.

Pasando al apartado de los botones, el Razer Diamondback tiene 7 botones, que añadiendo los dos desplazamientos de la rueda, nos da un total de 9 acciones programables. Aunque 7 botones puedan parecer muchos, hay que tomar esta cifra con cautela. Dado su diseño ambidiestro, contamos con botones a la misma altura en ambos lados, lo que provoca que tapemos los botones de uno de los laterales con el resto de los dedos de la mano. Esta situación resultará en un difícil o imposible acceso a esos botones o, incluso, a presiones involuntarias. Por todo esto, recomiendo que se deshabiliten los botones de lado que tapamos para, así, evitar problemas. Otra observación a tener en cuenta es que este ratón carece de botones específicos para regular la sensibilidad. Puede que la falta de esta opción no importe a todos los gamers, pero aquellos que quieran cambiar la sensibilidad del ratón en mitad de la partida tendrán que sacrificar 2 botones que quizás preferirían utilizar para otras cosas. Dejando al lado estos detalles, la reactividad y acabado de los botones es de la más alta calidad y gracias al ultrapolling, tendremos garantizadas reacciones instantáneas a todas nuestras interacciones con el ratón.

A parte de su diseño ambidiestro, otra de las características principales de este ratón es la iluminación mediante la tecnología Razer Chroma. En este caso, a parte de la ya habitual iluminación de la rueda y el logo, contaremos con una banda luminosa que recorre el ratón desde la parte superior derecha hasta la izquierda. Aunque pueda parecer insignificante el haber añadido esta banda luminosa, no hay nada más alejado de la verdad. Es mediante esta banda, y gracias a los efectos de Razer Chroma, que el ratón viste mucho más elegante. Para los que no lo sepan, Razer Chroma permite elegir entre 16,8 millones de colores con 5 efectos predefinidos. Además de ello, la iluminación de la rueda, logo o banda luminosa puede ser configurada independientemente, lo que garantiza una opción para todos los gustos. Dejando de lado la iluminación, el color del ratón es negro mate en su totalidad, con dos gomas antideslizantes en cada uno de los laterales.

Para cerrar esta sección mencionaremos que el cable está recubierto con fibra trenzada, lo que garantiza la durabilidad ante el paso del tiempo. Además de ello, la conexión del USB está bañada en oro para mejorar la calidad de la conexión.

 

 

ANÁLISIS

Como ya es habitual en todos los productos Razer, nada más conectar el ratón Razer Diamondback al PC se nos recomendará una actualización del programa Razer Synapse. Mediante este programa, podremos cambiar varias características del ratón, tales como los colores o los efectos de iluminación, las funciones de los botones, la sensibilidad, la tasa de sondeo, etc..

Una vez empezadas las pruebas, nos encontramos con la calidad característica de todos los productos Razer. Ejemplos de ello son la fluidez y precisión de los movimientos, la reactividad de los botones, el meticuloso diseño y la calidad de los acabados. Aunque en este caso echamos de menos otra característica habitual: la ergonomía, y en este caso tiene su justificación. El diseño de un ratón ambidiestro y ergonómico para ambas manos es una proeza imposible. Por ello, y con el fin de minimizar las incomodidades al máximo, Razer ha optado por un diseño simétrico, obteniendo un resultado bastante bueno. Es este resultado final por el que recomiendo este ratón a los gamers zurdos ya que, aunque no esté del todo optimizado para la mano izquierda, podrán disfrutar de la calidad de los ratones Razer.

Por último, un detalle importante a mencionar es el correcto posicionamiento de los botones laterales, ya que, se encuentran a la altura perfecta para llegar con el pulgar sin problemas. Es mediante el uso estos botones que podremos realizar más combinaciones de teclas, sin tener que perder el tiempo que requeriría realizarlas en el teclado. Este pequeño detalle nos dará una ventaja muy significativa sobre nuestros adversarios permitiéndonos cambiar el curso de la batalla a nuestro favor.

 

 

CONCLUSIONES

He quedado complacido con el ratón Razer Diamondback, aunque me gustaría reflexionar sobre su diseño. El hecho de poder conseguir un ratón ambidiestro sin tener que sacrificar en exceso el diseño es digno de alabar a Razer pero, es precisamente esta, la única pega que le puedo encontrar al ratón. Dado su diseño ambidiestro, no es uno de los ratones más cómodos que he probado y por ello no lo recomendaría para gamers diestros, teniendo otras versiones de Razer más cómodas y ergonómicas. La cosa cambia si hablamos de gamers zurdos, ya que, en este caso, está claro que el ratón es de las mejores opciones que hay en el mercado.

Teniendo esto en cuenta, el ratón Razer Diamondback es una buena compra garantizada. Ya sea por la calidad de los acabados, la tecnología que lleva o por los efectos de iluminación, tendremos en este ratón un gran aliado que nos acompañará en todos nuestros enfrentamientos. Con él podremos sacar a relucir nuestras mejores facetas y reinar como vencedor supremo del campo de batalla.

Podrás conseguir el ratón Razer Diamondback por el precio de 99,99€ y con ello dar un salto cualitativo en el rendimiento de tus sesiones de juego.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies