Análisis Razer ManO’War

Ésta es otra entrada de Mr. Moviliano. En esta ocasión tendremos el placer de analizar los auriculares Razer ManO’War inalámbricos. Antes de empezar con las características,  me gustaría resaltar que hicimos un análisis de la versión alámbrica aquí. Dado que hay muchas similitudes entre ambos auriculares, nos centraremos en resaltar las diferencias entre ambos.

 

 

ESPECIFICACIONES

Auriculares

  • Respuesta de frecuencia: 20 – 20,000 Hz
  • Impedancia: 32 Ω a 1 kHz
  • Sensibilidad (1 kHz): -112 ± 3 dB
  • Potencia de entrada: 30 mW
  • Diafragmas: 50 mm, con imanes de neodimio
  • Diámetro interno del auricular: 60 mm
  • Tipo de conexión: transceptor USB inalámbrico
  • Alcance inalámbrico: 12 m
  • Frecuencia inalámbrica: 2,4 Ghz
  • Duración de la batería: hasta 14 horas con iluminación Chroma / 20 horas sin iluminación Chroma
  • Peso: 375 g

 

Micrófono

  • Respuesta de frecuencia: 100 – 6.5 kHz
  • Relación señal/ruido: > 60 dB
  • Sensibilidad (1 kHz): -38 ± 3 dB
  • Patrón de respuesta: Unidireccional

 

 

ASPECTO

Al igual que su versión alámbrica, el tamaño de los Razer ManO’War es impresionante. Salvando el detalle de que son inalámbricos, el aspecto es casi idéntico: diafragmas de 50mm junto con el diámetro de cada auricular de 60mm, almohadillas de policuero con un grosor de casi 2.5 mm, sensación de robustez, unión pivotante a la diadema flexible, altura regulable con la opción de hasta 6 posiciones y micrófono retráctil y flexible en el auricular izquierdo.

Centrándonos en las diferencias, la primera y más notoria, es que estos auriculares son inalámbricos. Este hecho nos dará una gran libertad de movimiento ya que no estaremos restringidos por un cable. Adicionalmente, el rango de la conexión inalámbrica es muy bueno, lo que nos permitirá seguir escuchando música aun habiéndonos alejado bastante de nuestro PC.

Otra diferencia la encontramos en la manera de controlar el volumen, en este caso dispondremos de dos controles de volumen en cada auricular, uno para el volumen del micrófono y otro para el sonido general. También hay que agradecer el hecho de que con una simple pulsación en la rueda podemos silenciar, independientemente, cada uno de los dos mencionados volúmenes. Estos controles, tan accesibles, mejorarán notablemente nuestra experiencia de juego facilitándonos la vida.

En cuanto a accesorios, los Razer ManO’War cuentan con un cable trenzado micro-USB, para cargar la batería y otro cable trenzado macho-hembra de USB que nos permitirá conectar, en un lugar más accesible, el emisor de radio frecuencia. Como último detalle hay que mencionar que el emisor de radio frecuencia se guarda en el auricular derecho, lo que nos permitirá transportar los auriculares sin miedo a perder esta pequeña pieza.

Para cerrar esta sección, me gustaría comentar que la estética me parece acertada y que, al contrario que en la versión alámbrica, los logos que hay en los laterales de cada auricular se iluminan con la tecnología Razer Chroma.

 

 

ANÁLISIS

Al contrario que la versión alámbrica, los auriculares Razer ManO’War sólo tienen un modo de conexión: conexión por radio-frecuencia. Aunque los auriculares disponen de un cable USB a micro-USB, este cable se utiliza para la carga de la batería exclusivamente. De la misma manera que con la versión alámbrica, el programa Razer Synapse no tendrá ningún problema en reconocer los auriculares en cuanto los conectemos al PC. Al igual que antes, podremos configurar todas las características de los auriculares desde este programa, siendo la calibración del sonido 360º una de las más importantes. La única diferencia en cuanto a posibilidades de configuración respecto a la otra versión, es que en este caso podremos elegir entre diferentes efectos de iluminación y 16.8M colores gracias a la tecnología Razer Chroma. Como último detalle sobre la iluminación, cabe destacar que aunque es muy vistosa, reducirá la duración de la batería en 6 horas. Este hecho ha de tenerse en cuenta si se espera que la sesión de juego se alargue mucho y para quedarnos sin sonido hacia la mitad, será mejor que quitemos los efectos de iluminación. Este comentario puede hacer creer que no se pueden utilizar los auriculares mientras se cargan, hecho totalmente incorrecto, pero tendremos que sacrificar un puerto USB adicional para conectar el cable para cargar, además de perder la libertad que nos ofrece la conexión inalámbrica.

Entrando en faena, nos vuelve a sorprender la nitidez del audio, la potencia de los bajos y la comodidad de los auriculares, siendo todas las sensaciones igual de buenas que con la versión alámbrica. Del mismo modo que antes, el sonido envolvente es brutal y nos da la habilidad de detectar la dirección por la cual vienen los sonidos que nos rodean. Este hecho junto con el aislamiento acústico, nos permitirá una inmersión total en la partida permitiéndonos vivir las sensaciones como si estuviésemos dentro del juego, dándonos una ventaja sustancial sobre nuestros incautos enemigos.

Pasando nuestra atención a los controles de volumen, he de decir que su posición y funcionamiento agilizan cualquier cambio que queramos hacer en el volumen. Tanto es así, que con un cómodo desplazamiento de la rueda podremos regular el volumen del sonido general o del micrófono, permitiéndonos disfrutar de un volumen más alto en los momentos épicos. Además de ello, contaremos con la posibilidad de silenciar, de manera inmediata, los mencionados volúmenes presionando cada uno de los reguladores de sonido. En el caso de silenciar el micrófono, tendremos una señal luminosa de color rojo en la punta para diferenciar su estado.

Por último, el micrófono flexible retráctil tiene las mismas características que en la otra versión, permitiéndonos regular la altura y distancia para que se adapte a nuestras preferencias. Al igual que antes, es mediante este micrófono que podremos transmitir órdenes y avisos de una manera alta y clara que se asemeja a estar en el mismo cuarto que tus compañeros.

 

 

CONCLUSIONES

He quedado muy impresionado con los auriculares Razer ManO’War y me resulta muy difícil encontrar fallos. Si tuviese que decir algo negativo, tendría que mencionar el tamaño de los auriculares, ya que podría no ser del agrado de algunos o la única conexión mediante radio-frecuencia, limitando los dispositivos a los que se puede conectar. Poniendo mi atención en las luces, aunque me guste el poder contar con iluminación en los laterales, perder 6 horas de uso de batería me parece excesivo. Al margen de estos insignificantes detalles, los Razer ManO’War son una pieza angular en el disfrute, al máximo, de las sesiones de juego. No solo disfrutaremos de un sonido real como nunca antes lo hemos oído sino que además tendremos una ventaja sustancial sobre nuestros enemigos, al poder localizarlos solamente con el ruido de sus disparos. Una vez sientas estas sensaciones, no querrás volver atrás.

Podrás hacerte con unos auriculares Razer ManO’War por el precio de 199.99€ y, así, marcar un antes y después en inmersión auditiva. La única verdadera decisión está entre elegir la versión alámbrica o inalámbrica.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies