Análisis Razer Wildcat

Ésta es otra entrada de Mr. Moviliano. En esta entrada nos saldremos un poco de los periféricos habituales para analizar en detalle el mando Razer Wildcat. Antes de que penséis que por no tener una Xbox esta entrada no os va a interesar, tenéis que tener en cuenta que también vale para PC. Como siempre, empezaremos con las especificaciones primero:

 

 

ESPECIFICACIONES

  • 2 botones frontales laterales multifunción Hyperesponse
  • 2 gatillos extraíbles multifunción Hyperesponse
  • 4 botones de acción ABXY con tecnología Hyperesponse
  • Panel de control rápido de 4 botones
  • Tope de gatillo opcional para disparo rápido
  • Joysticks analógicos sin rotación lenta
  • Puerto de audio de 3,5 mm para salida de audio estéreo y entrada de micrófono
  • Agarres de goma opcionales
  • Función de liberación rápida del cable
  • Funda de transporte
  • Puerto de audio de 3,5 mm para salida de audio estéreo y entrada de micrófono
  • Cable de fibra trenzada de 3 m, ligero y extraíble, con conector Micro-USB
  • Tamaño: 106 mm (Longitud) x 156 mm (Ancho) x 66 mm (Altura)
  • Peso (sin cable): 260 g

 

ASPECTO

Antes de entrar en el aspecto del mando Razer Wildcat me gustaría destacar uno de los accesorios que vienen con él en la caja. Este accesorio lo agradecerán los gamers que están en continuo movimiento, dado que al adquirir este mando tendremos una funda de transporte dura y compacta que lo protegerá durante los viajes.

Las primeras sensaciones que nos transmite el mando nada más cogerlo es de robustez y peso adecuado. Además de ello, nos sorprende la gran ergonomía que transmite al agárralo con las dos manos, ya que la posición de los dedos encaja perfectamente con la posición de los botones. Y, hablando de botones, el Razer Wildcat no decepcionará a nadie ya que cuenta con 4 botones adicionales, y eso sin contar los 4 botones que hay en el panel de control frontal. Es mediante este panel frontal con el que se podrán realizar acciones tales como alternar entre perfiles o cambiar los ajustes y audio del juego de una manera fácil y cómoda. También cabe destacar que debajo de este panel frontal encontraremos una entrada de mini-jack que nos permitirá conectar nuestros auriculares preferidos. Si en cualquier momento nos agobia tanto botón, los gatillos en la parte de abajo del mando pueden ser desmontados de una manera muy fácil.

 El mando Razer Wildcat tiene un color negro en todo su cuerpo lo que le da, de entrada, un aspecto un tanto soso y poco llamativo. El logo de Razer que se encuentra en la parte derecha del mando le da un poco de vida al diseño monocromo. He aquí donde entra en juego otro de los accesorios que vienen incluidos: los agarres de goma. Es mediante estos agarres que el mando obtiene una nueva luz ya que con ellos puestos obtiene un contraste de colores entre el negro y el verde característico de Razer, a la par que aumentar su sujeción y comodidad. Al añadir los agarres, no solo el mando se ve más vistoso sino que asegura el bienestar en las largas sesiones de juego.

Por último cabe destacar que el cable de fibra trenzada de 3m de largo nos proporcionará la flexibilidad necesaria para adaptarse a nuestras preferencias de configuración de entorno de juego, a la vez que garantizará la durabilidad del mando ante el paso del tiempo.

 

 

ANÁLISIS

El primer detalle a mencionar del mando Razer Wildcat es que se puede utilizar tanto para Xbox como para PC. En el caso de este análisis, se ha hecho con un PC ya que carecemos de un Xbox.

Una vez conectado el mando al PC, me he sentido decepcionado por la falta de Plug & Play que es característica de los productos Razer. Normalmente, nos saltaría una nueva actualización del programa Razer Synapse en la que podríamos configurar hasta el más mínimo detalle del nuevo producto. Aunque en el proceso para que el PC no se reconozca al mando de inmediato, tampoco se puede decir que sea complicada o tediosa la puesta a punto, y esto puede deberse, a que el mando está categorizado como un mando de Xbox. Por esta razón, debemos instalar los drivers que facilita Microsoft para que Windows reconozca el mando sin problemas. Como nota adicional he de decir que este problema no está presente en la versión de Windows 10, dado que reconoce a los mandos de la Xbox sin ningún tipo de problema. Por contrapartida, hemos tenido los mismos problemas de no detección en el Linux, cosa que interesará, especialmente, a los gamers de este Sistema Operativo.

Entrando ya en la pruebas de campo, se nota la atención al detalle que se ha puesto en el mando Razer Wildcat. Este hecho es más que palpable en los mínimos tiempos de respuesta y la robusta sensación que se nos transmite al presionar los botones. Por si eso no fuera poco, el cómodo posicionamiento junto con la facilidad para alcanzar todos los botones nos permite realizar cualquier combinación sin perder ni un milisegundo. Y es esta sensación de optimización del tiempo la que también queda reflejada en la elección de añadir el panel frontal con accesos rápidos.

Otra característica del mando es el nivel de configuración que tiene. Esto queda reflejado en la posibilidad de modificar, independientemente, la distancia de recorrido de los gatillos, adaptándose así a las preferencias del usuario. Además de ello, la posibilidad de configurar 4 botones adicionales a nuestro gusto nos dará la ventaja necesaria para cambiar el curso de la batalla.

 

 

CONCLUSIONES

La sensación que me transmite el mando Razer Wildcat es positiva aunque, siendo un usuario fiel del PC, me cuesta acostumbrarme a los mandos de consola. Independientemente de ello, la calidad de este mando es indiscutible. En cuanto a fallos se refiere, es difícil encontrar algo. Por ejemplo, puedo entender que la cantidad de botones sea abrumadora para algunos gamers. Por otro lado, el tener que desatornillar los gatillos adicionales puede que no resulte cómodo para algunos. Aun siendo eso posible, el posicionamiento de dichos gatillos permite que estén puestos sin que molesten.

Al margen de estas minucias y valorando el producto completo, el mando Razer Wildcat está a la altura de las expectativas. Ya sea por los ínfimos tiempos de respuesta o por la posibilidad de múltiples configuraciones de los gatillos pero tenemos en este mando el arma perfecta para sobresalir en todas las batallas. Además de ello, los botones adicionales nos permitirán la ejecución de distintas acciones que de otro modo nos restringiría el uso de los analógicos, convirtiéndonos en la pesadilla de más de uno dentro de la arena.

Podrás añadir el mando Razer Wildcat a tu arsenal por el precio de 149.99€ y, así, dominar imbatido cualquier campo de batalla.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies