Análisis Huawei Mate S

Ésta es otra entrada de Mr. Moviliano. Hoy analizamos el Huawei Mate S, terminal de gran calidad de Huawei con pantalla Amoled.

Empezamos como siempre haciendo un breve resumen de sus características técnicas:

  • Pantalla 5.5″ Amoled, FullHD, 1920×1080, 405 ppi con protección Corning Gorilla Glass 4. Pantalla sensible a la presión en el modelo de 128GB
  • Procesador  HiSilicon Kirin 935 de ocho núcleos a 2,1 GHz – 64 bits con GPU Mali-T628 MP4
  • RAM de 3GB, ROM de 32/64/128 GB
  • Android 5.1 con capa EMUI 3.1
  • Cámara principal de 13MP con Flash dual y crital protector de zafiro. Grabación en FullHD
  • Cámara frontal de 8MP, video FullHD
  • Batería no extraíble de 2.700mAh
  • MicroUSB 2.0, NFC, Dual SIM o SIM+MicroSD

Comenzaremos hablando del aspecto visual del terminal. El diseño de cuerpo unibody, en aluminio, es impecable. Con la pantalla ligeramente curvada en los bordes, como viene siendo habitual en el diseño 2.5D de Huawei, el Mate S luce espectacular. Es muy cómodo a la mano, y los marcos tan finos hacen que no parezca tan grande, a pesar de ser un terminal de 5.5″. La cámara posterior sobresale un poco. A muchos usuarios puede parecerles un inconveniente, sin embargo el cristal de zafiro protector evitará que la lente se arañe.

huawei-mate-s

La pantalla tiene un desempeño muy bueno. La tecnología amoled empieza a ocupar las gamas más altas, y en este Mate S da mucho que hablar. Los colores son muy vivos, con unos tonos oscuros impresionantes. El efecto 2.5D además da una profundidad a la pantalla muy agradable a la vista. La única pega que se puede poner es que si tenemos los dedos un poco gordos, de vez en cuando podemos tocar la pantalla simplemente al mantener el teléfono sujeto.

En cuanto a su rendimiento, en terminales anteriores de la compañía china podíamos decir que los procesadores Kirin aún no estaban a la altura de la competencia. Ésto ya no es así, el Kirin 935, a pesar de no ser ya el último modelo, trabaja a gran velocidad. No se pudo apreciar lag en diversos juegos que estuvimos probando, y la multitarea la desarrolla sin problemas. Los 3GB de RAM, si bien pueden parecer pocos tal y como se desarrolla el mercado actualmente, son más que suficientes.

Las cámaras tienen un desempeño bastante bueno. Especialmente la frontal. El software fotográfico de Huawei es uno de los mejores en el mercado, permitiendo modos de belleza para mejorar los selfies, o modos como pintura con luz o timelaps, apra los más artistas de la cámara. La cámara trasera da unas imágenes muy nítidas, si bien la temperatura del color no es la más adecuada, sobre todo en condiciones de poca luz.

La batería puede parecer escasa con 2700mAh para un terminal con una pantalla tan grande. Sin embargo el rendimiento está muy bien ajustado. Esto unido a la pantalla amoled, podemos esperar llegar al final del dia. Aquellos usuarios mucho más intensivos lo tendrán más complicado, pero a cambio el Mate S implementa una carga rápida que nos permite llegar a la mitad de la carga en poco más de media hora.

De EMUI poco podemos decir. Es una capa que va mejorando con el tiempo, adaptándose en parte a los gustos occidentales, pero no deja de lado su esencia china. Lo que más nos gusta de la capa es sus infinitas posibilidades de personalización. Por otro lado, carece del clásico cajón de aplicaciones, para mi gusto imprescindible. En cuestión de diseño, la capa es muy bonita, pero no se parece en nada a lo que es Android puro, ni se acerca a las recomendaciones de Google para el diseño Material Design.

dav
dav

 

Además el Mate S incluye una serie de aplicaciones de herramientas muy útiles. Cabe destacar la radio FM, que ya no muchos fabricantes ponen en sus teléfonos, así como también su grabadora. El Mate S dispone de 3 micrófonos, y es capaz de trabajar con los 3 a la vez, para mejorar la calidad de la grabación.

El sensor de huellas dactilares es como siempre en Huawei, simplemente magistral. Colocado en la parte posterior del terminal.

mates-s Rápido, con funciones adicionales como bajar la persiana de notificaciones, o pasar lateralmente las fotos en la galería. Además su diseño cuadrado es, para mi gusto, mucho más agradable al tacto que los redondos de otros modelos.

Un último detalle es la pantalla ForceTouch que incluye la versión de 128GB. No es la que hemos podido probar, pero es una opción que abre un mundo de posibilidades. Lo que sí viene implementado en todos los modelos es la utilización de los nudillos. Dando dos toques de nudillo en la pantalla tomamos una captura de pantalla. Muy cómodo, útil y rápido. Además, dibujando distintas formas en la pantalla podemos configurar para abrir cámara, o diversas app en función del dibujo. Ésto ya es menos depurado, pues no siempre la pantalla detecta correctamente el nudillo.

El terminal se puede comprar en la distribuidora oficial de Huawei vmall, por 649€. Un teléfono muy recomendable y con el que hemos acabado muy contentos. Lo tenéis disponible en Titanium Grey, que es el que hemos probado, y mistic Champagne.

 

 

 

Cayodavy

Estudio ingeniería naval, así que disfruto mucho jugando con cacharritos con luces. Hice mis pinitos en programación en MatLab y Python, pero lo dejé para dedicarme a otras cosas, como escribir blogs, y estudiar idiomas raros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies,Si continúas navegando y disfrutando de nuestros contenidos entendemos que aceptas su uso. .plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies